Archivo anual: 2010

IGLESIA DE SAN LORENZO EL REAL

 

LA IGLESIA DE SAN LORENZO EL REAL se encuentra en la calle del mismo nombre en la ciudad de Burgos. Es de estilo barroco y fue erigida entre los años 1684 y 1694 en el mismo lugar donde se levantaba una antigua edificación. La iglesia original no es la misma que hoy día se puede apreciar, ya que en un principio solo se construyó un templo, pero luego tuvo reformas en el siglo XVIII, trás la expulsión de los jesuitas del territorio nacional, y pasó a ser una parroquia.

Los trabajos de la primera edificación fueron realizados por Francisco del Pontón y por Bernabé de Hazas, quienes trabajaron con el presupuesto que fue donado para la construcción por doña Francisca de San Vítores.

La fachada fue erigida acorde al estilo barroco, en donde se levantaron inmensas pilastras y columnas de estilo corintio, y frontón y bolas que son divididos por una ventana, en la que se puede apreciar una hornacina. De este mismo modo se puede visualizar la portada, la cual resguarda dos hermosos y grandes escudos labraos en piedra. Al lado se encuentra la torre, que sobresale del resto de la edificación, y mide más de ancho que de largo.

También se puede observar el valioso retablo mayor, que fue erigido entre los años 1725-1726 por José Valdán con dos cuerpos de tres calles, con zócalo, con un ático semicircular, y con una resistente cenefa en todo su contorno. También se involucraron en la obra, el escultor Manuel Romero Puerlles, que creó cuatro esculturas, y Bernardo López, quien creó cuatro estípites y una serie de cabezas de serafines.

- Puedes verla desde la calle Almirante Bonifaz.

EL ORFEÓN BURGALÉS

El muy laureado ORFEÓN BURGALÉS se creaba como tal durante el siglo XIX. En 1893, durante el mes de abril, un pequeño número de personas realizaron la idea y el proyecto de crear un orfeón.

No era la primera vez que se intentaba. Según el profesor Alejandro Yagüe, varios décadas antes había habido un firme propósito “de crear un coro u orfeón a semejanza de los que había creado en Cataluña el P. Clavé”.

El primer director, el Señor Garay, director de una de las bandas militares en Burgos, crea el Orfeón Burgalés con noventa y nueve hombres, 50 tenores, 38 barítonos y 11 bajos.

Lo cierto es que a finales de la centuria decimonónica nace el Orfeón Burgalés, uno de los cuatro orfeones centenarios que aún perviven en el siglo XXI. Este solo hecho sería razón suficiente para que los burgaleses se sintieran legítimamente orgullosos. Cien años y más son muchos años, que demuestran una vitalidad y un entusiasmo realmente extraordinario.

El Orfeón Burgalés llega a destacar con el director Artola en el panorama coral español obteniendo importantes premios tanto en Pamplona (1894) como en Bilbao (1896) en Zaragoza (1904) y en Madrid (1906)

En su su larga y brillante historia hay que añadir premios, éxitos, reconocimientos y triunfos. A lo largo de estos 113 años su voz y su música, potente y armoniosa, ha resonado por muchos lugares de Europa: Italia, Francia, Portugal, República Checa, Austria, Bélgica, Luxemburgo, Alemania… Y siempre cantando la polifonía de siglos pasados, obras clásicas, folclore castellano, burgalés y de España.

Ha cantado ante reyes y embajadores, en palacios imperiales y en la Basílica Vaticana, en catedrales famosas como Nôtre Dame de París, o en el Palacio de la UNESCO.

El Orfeón es Medalla de Oro de la Ciudad (1944) y de la Provincia (1965), también ha sido reconocido con la Medalla de Plata del Milenario de Castilla (1945), el Báculo de Oro de S. Lesmes (1993) y, recientemente, el Premio Martinillos del Diario de Burgos (2006); además siempre ha sido la voz, hecha música, canción y arte, de la ciudad de Burgos y de todos los burgaleses.

El primer director del Orfeón fue el músico mayor del Regimiento Lealtad D. José Garay, en 1893. Pasó pronto en 1894 a director y presidente D. José Joaquín Artola, con quien se consiguen los premios citados de Pamplona. Este director permanece durante doce años en los que se obtienen también dos importantes Primeros Premios en Zaragoza y el Primer Premio entre 18 orfeones en Madrid en la boda del Rey. Después de esta etapa pujante del Orfeón bajo la dirección del nombrado Artola, se hace cargo de la dirección D. José María Beovide Goiburu, con quien también se obtienen importantes premios y trofeos. De 1926 a 1936 se hace cargo de la dirección el inolvidable Maestro Antonio José, distinguido como el potenciador del Orfeón y protagonista de una época gloriosa de este Orfeón.

Desde 1939 a 1948 se desarrolla otra etapa sensacional con la creación de las “Estampas Castellanas” con 114 representaciones en Burgos y en prácticamente toda España, bajo la dirección de D. Domingo Amoretti Ruiz, Maestro de Capilla de la Catedral de Burgos, y de D. Justo del Río Velasco, como director artístico.

Tras un breve espacio bajo la riendas del subdirector D. Jacinto Sarmiento Ruiz Bravo por la muerte del Maestro Amoretti, en julio de 1949 asume la dirección el Maestro D. Ángel Juan Quesada de Vega. Así se logran catorce años de afirmación y continuidad extraordinarios, en que se realizan entre otras la grabación de un disco por la Casa Columbia.

De 1964 a 1979 es el Maestro D. Salvador Vega Carreras el que se hace cargo de la dirección, con innumerables actuaciones de resonancia, destacando las de Lisboa en el Teatro Tívoli y la Estufa Fría, y bajo cuya batuta se obtienen el Primer y Segundo Premio en el Concurso Nacional de Mieres y la grabación de dos elepés en 1977 y 1980.

Después, durante un corto plazo toma la dirección el Maestro D. Miguel Ángel Palacios Garoz. En su haber, entre muchas intervenciones, hemos de mencionar los conciertos con el título de “Antología de compositores burgaleses” para conmemorar el centenario de José María Beovide. Sucedió a Miguel Ángel Palacios Garoz como director D. Fernando González Ortíz, que lo hizo desde 1983 y que estuvo unos meses al frente de la institución musical.

Posteriormente y hasta diciembre de 2006 ha llevado la dirección el Maestro D. Carlos Martínez Pérez, a quien se le puede calificar como el profundizador y cuasi profesionalizador de la Masa Coral. Tiene en su haber durante estos años infinidad de actuaciones en Burgos, Segovia, Valladolid, Palencia, Ávila, Logroño, Pontevedra, Villarrobledo, León –en dos ocasiones con la Orquesta de Cámara de esa ciudad-, en Barcelona y Calella, en las ciudades franceses de Loudun, Boisredom, Pessac, Arcachon y Nôtre Dame y Saint Severin de París y la memorable actuación en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid en 1985 y las Embajadas Artístico Culturales reseñadas al principio.

El Orfeón Burgalés se compone de 60 voces mixtas y cuenta también con una Coral Infantil, compuesta por 50 voces blancas, fundada en el año 1972 bajo los auspicios de la entidad cultural Orfeón Burgalés y pensada fundamentalmente para fomentar entre la juventud el bello arte del canto coral y para crear una cantera de nuevos valores para la masa coral. Entre los galardones más importantes obtenidos por esta joven agrupación, dirigida también por el Maestro D. Carlos Martínez Pérez, es de destacar el conseguido en el año 1990 en Valladolid con el primer premio de la V Muestra-Certamen de Escolanías y Coros Infantiles que, con carácter regional, se celebró en la referida ciudad. En la actualidad la Coral Infantil del Orfeón Burgalés está dirigida por Ana Isabel Ayala Francés.

En el año 2007 se hace cargo de la dirección musical del Orfeón Burgalés, el Maestro D. Juan Gabriel Martínez Martín, en sustitución de D. Carlos Martínez Pérez, que cesó por jubilación. En el mes de noviembre de 2007 el Orfeón Burgalés obtuvo el segundo premio en el III Concurso de Coros de Castilla y León celebrado en Laguna de Duero (Valladolid), en el que intervinieron coros de toda la comunidad de Castilla y León.

En 2012 dimite el que era su presidente durante dos décadas Domingo Ortega, tomando el relevo en el puesto Emilio Miguel Amo que hasta entonces era vicepresidente.

JUAN NAVARRO BALDEWEG -Arquitecto-

JUAN NAVARRO BALDEWEG Es un arquitecto, escultor y pintor nacido en Santander en 1939. Realizó estudios de dibujo y pinura en Santander (1951-1956) y de grabado en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando, Madrid (1959-1960).

Doctor por la Escuela Superior de Arquitectura de Madrid en 1969, es catedrático de Proyectos de ésta escuela desde 1977. Ha sido profesor en Boston, Pennsylvania y Yale. En su ámbito como pintor ha realizado numerosas exposiciones individuales y colectivas en España, Europa y Estados Unidos.

Como arquitecto son conocidas la Casa de la Lluvia (Santander, 1982), el Centro Cultural y Museo Hidráulico en los Molinos del Río Segura (Murcia, 1988), el Centro de Servicios Sociales y la Biblioteca en la Puerta de Toledo (Madrid, 1992), el Palacio de Festivales de Salamanca (1992), la Sede de consejerías para la Junta de Extremadura (Mérida, 1995), el Centro de Congresos (Salzburgo, 1992), el Museo y Centro Cultural Salvador Allende (Santiago de Chile, 1993) y el proyecto para el Museo de las Cuevas de Altamira (1995).

El año 2004 Juan Navarro Baldeweg gana el concurso internacional restringido convocado por el ayuntamiento de Burgos para construir un museo sobre la evolución humana y un auditorio en el conocido como solar de Caballería.

El anteproyecto presentado por Navarro Baldeweg mantuvo desde el comienzo los tres centros en el mismo espacio, pero separados entre sí, con la intención de cumplir con la decisión de segregar las distintas partes del proyecto y sus presupuestos.

La propuesta de Navarro Baldeweg aportó dinamismo a la funcionalidad del conjunto y mantuvo sus claves estéticas. Así, la zona más espectacular será la del Museo, que ocupa el área central del solar y reproducirá la imagen de los propios yacimientos con una especie de trincheras que simulan los cortes orográficos y estratos de la Sierra de Atapuerca. Su superficie supera los 8.000 metros cuadrados útiles y cuenta con dos salas principales, la que albergará la exposición permanente (2.500 metros cuadrados) y la destinada a exposiciones temporales (1.500 metros cuadrados).

En su zona interior, el Museo estará bañado por una luz cenital, filtrada a través de las secciones prismáticas de la cubierta del edificio, concebida a su vez a imagen del terreno del yacimiento de Atapuerca. El Museo tendrá un gran impacto visual externo, ya que su entrada principal da a una gran plaza pública elevada y ajardinada que se antoja como un mirador desde el que se podrá contemplar la Catedral y el río Arlanzón. Además, la transparencia del edificio permitirá que se vean sus trincheras desde los otros dos edificios adyacentes.

- Puedes ver el documental de televisión -Elogio de la Luz- dedicado al arquitecto.

LAS LEYES DE BURGOS. -El primer compendio legislativo para Las Indias-

Era evidente que tras la Conquista de América, y las acciones desproporcionadas que allí se llevaron a cabo, no se favorecía demasiado la imagen que se tenía de los españoles en el mundo Occidental. La Inquisición les había perjudicado notoriamente, aumentando más cuando llegan los Tribunales de la Santa Inquisición a América.

Hay que situar otros apuntes de gran importancia sobre la conquista, que también colaboraron a desprestigiar a la Corona. Uno de ellos fue el trato que recibieron los indígenas y que hizo levantar tantas voces en contra de los Reyes, fundamentalmente de algunos predicadores de gran peso como Bartolomé de las Casas, o del Fray Antonio de Montesinos y su famoso sermón que tanto afectó al Rey Fernando “El Católico”.

Estas voces contrarias no fueron contra la Corona, sino que le solicitaban a ésta poner orden en las tierras recién descubiertas pues quienes arribaban hacían estragos en las sociedades indígenas. Así es que con la aprobación de Fernando el Católico se lleva adelante la famosa JUNTA DE BURGOS, en la que verían la luz las llamadas “LEYES DE BURGOS” emitidas en el año 1512.

Se trata de una serie de ordenanzas dictadas en la ciudad de Burgos el 27 de enero de 1512.

Estas leyes fueron las primeras emitidas desde la Corona para intentar organizar la conquista, donde se tomaron varias decisiones como ser que los indios son libres, los indios están sometidos a los Reyes por estar comprometidos con la Evangelización, se justificaba la guerra si los indios no querían cristianizarse y finalmente, se les permitía trabajar pero en condiciones favorables por su salud y a cambio de un salario justo.

Si desglosamos todo esto y logramos situarnos en la época, vemos que la Corona tuvo buena voluntad para apaciguar los ánimos en el Nuevo Mundo, incluyendo los puntos de sometimiento y cristianización pues no debemos olvidar que su misión, por mandato expreso del Papa, era evangelizar a los indígenas. Así lo vemos en las bulas Alejandrinas, emitidas por Alejandro VI.

El problema que tenemos, o al menos uno de los puntos fuertes que ayudaron a fomentar el sentimiento de negación hacia los españoles en esa época, fue el texto llamado Requerimiento, en el cual se expresan algunas cosas en un tono fuerte, demasiado podríamos decir, pero si nos situamos en el momento histórico, veremos que era normal pues España descubrió América en medio de una gran euforia evangelizadora nacida por la Reconquista.

La buena voluntad, dentro de la lógica posible del momento histórico, estaba, pero no lo tenían así asumidos quienes llegaban a América, creando un gran descontrol en las colonias e incluso en la propia Corona que no tenía forma de controlar lo que ocurría en sus nuevos territorios, más una vez emitido el famoso Requerimiento.

- Hablan sobre ellas en vídeo.

MARIA CRUZ EBRO -Escritora-

MARÍA CRUZ EBRO nació en Burgos el año 1881. Al respecto ella mismo escribió:

-Soy burgalesa, nací en la calle de San Juan, frente a la casa de las Conchas, y fui bautizada en la iglesia parroquial de San Lesmes. Burgaleses eran mi padre y mi madre. Y mis abuelos también. Mis primeros recuerdos se pierden en 1885. Mas allá nada. La dulce inconsciencia del misterio.-

 Se formó inicialmente en la escuela de Dª Filomena Tell de Montedeu, y de ahí se trasladó al colegio de Saint Maur (conocido popularmente como “las francesas”). Posteriormente, y ya siendo una adolescente, realizó los estudios de Magisterio.  Fue habitual de la tertulia burgalesa -El Ciprés- que se celebrabá en el café Candelas del Espolón, y que reunía a gente variopinta en lo político e ideológico. La Diputación Burgalesa una vez ha concluido la carrera, beca y encarga a Mari Cruz Ebro que viaje a Granada y allí estudie en las escuelas del Ave Maria, de esa época escribe un libro informe enviado a la institución provincial. 

En su obra literaria se pueden encontrar artículos periodísticos, conferencias, novelas, obras de teatro, informes y también su libro de memorias. En todo lo realizado confiere una fuerza propia de documentación y de belleza, de ameneidad y adelantamiento a su tiempo.

De la ciudad de Burgos recibió un merecido homenaje en 1956, que reconocía su esfuerzo, su siempre dispuesta entrega y la dedicación que siempre había dispensado a la ciudad. Mari Cruz Ebro murió el 13 de enero de 1967.

Es la obra más significativa para la ciudad -Memorias de una burgalesa-

En esta obra hace un recorrido  por distintos sitios y escenarios de la vida burgalesa, siendo una buena representación por la descripción que realiza del Burgos de la época. Por ejemplo escribe en ella sobre el paseo del Espolón.

-En el Espolón se pasea, en el Espolón se ríe, se charla, se hacen y se devuelven visitas; En el Espolón sacan novio las niñas y duermen o critican las mamás. En el Espolón, en fin, se hace la vida…-

 Son otras de sus novelas:

- La niña

-Un pecadillo de amor (censurada y desaparecida de las librerías)

- El Capitán de Frías.


Puedes ver la Plaza que la ciudad le dedica en agradecimiento

LA CARTUJA DE MIRAFLORES

LA CARTUJA DE SANTA MARÍA DE MIRAFLORES  está edificada sobre una pequeña colina en pleno parque de Fuentes Blancas, a sólo tres kilómetros de Burgos. Es una zona de gran riqueza forestal, atravesada por el río Arlanzón, que se abre paso entre álamos y chopos en su camino hacia Burgos. Sobre las copas de los árboles destacan los esbeltos pináculos de la iglesia de la cartuja.

En el bajo medioevo había en este lugar un coto de caza en el que el rey burgalés Enrique III levantó un palacio real para holgar. Su hijo Juan II entrego dicho palacio a la Orden de los Cartujos con la intención de convertirlo en Panteón Real. Tras un incendio sufrido en este Palacio, Juan de Colonia apoyado por la Reina Isabel la Católica y sobre todo por Simón de Colonia, inicia en el año 1454 las obras de la actual Cartuja, inaugurando su iglesia en el año 1499.

Es uno de los conjuntos más destacados dentro del arte gótico de finales del siglo XV. La Iglesia y la Capilla de la Cartuja de Miraflores pertenecen al monasterio cartujo fundado por Juan II de Castilla. El rey cedió en 1442 (s. XV) a los monjes el palacio de la quinta de recreo que había ordenado construir Enrique II hacia el año 1400.

La Cartuja de Miraflores alberga en su interior verdaderas joyas de arte gótico tardío como el retablo de madera policromada y los sepulcros reales –Juan II e Isabel de Portugal-, obra del maestro Gil de Siloé, quien diseñó la sepultura con forma de esterlla de ocho puntos. Otros monumentos espectaculares del mismo autor es el sepulcro del infante Alfonso.

También son de admirar la sillería gótica del coro de los Padres, obra de Martín Sánchez de Valladolid, y la sillería renacentista del coro de los Hermanos, obra de Simón de Bueras. En una de las capillas laterales se venera la famosa escultura de san Bruno, obra de Manuel Pereira, de comienzos del siglo XVII. Sobre la puerta de la sacristía puede admirarse una tabla de la Anunciación de Berruguete y enfrente un tríptico flamenco de la Pasión.Se consideran también como una excepcional obra de arte las vidrieras, recientemente restauradas. Las originales fueron traídas de Flandes en 1484.

Relatan las crónicas que a la muerte de Felipe el Hermoso en 1506, el cuerpo fue trasladado a la Cartuja de Miraflores y, una vez allí, Juana se hizo confeccionar ropajes de luto de corte religioso. Todas las semanas bajaba al sepulcro y permanecía horas allí, besando los pies al cadáver de su marido.El 20 de diciembre se presenta de nuevo allí tras la misa y jura que no descansará hasta llevar el cuerpo de su marido a la iglesia de Granada.

La orden que regenta La Cartuja esta dedicada a San Bruno; éste Nació en Colonia, Alemania, en el año 1030. Desde joven demostró poseer grandes cualidades intelectuales, y especialísimas aptitudes para dirigir espiritualmente a los demás. Ya a los 27 años era director espiritual de muchísimas personas importantes. Uno de sus dirigidos fue el futuro Papa Urbano II.

Este santo se hizo famoso por haber fundado la comunidad religiosa más austera y penitente, los monjes cartujos, que viven en perpetuo silencio y jamás comen carne ni toman bebidas alcohólicas, y que continúan con esta doctrina a día de hoy entre las paredes de la Cartuja.

La pieza principal de la Cartuja es el retablo de madera policromada. Fue realizado por Gil de Siloé entre 1486 y 1499, es sin duda la obra maestra de este escultor, que sorprende por la riqueza ornamentetal que tiene y, sobre todo, por la complejidad de formas y símbolos que la componen.

En su estructura general se aparta de los modelos ortogonales habituales en los que el sentido narrativo lleva un orden secuencial establecido en torno al registro de la calle central. En este que aquí contemplamos, aunque también se inscribe en un gran rectángulo, la disposición de los motivos en enmarques circulares alcanza una singular originalidad.

El tema central es una Piedad en donde la figura de Cristo crucificado se inscribe en un gran círculo (alusión a la Eucaristía) y a los pies de la cruz las figuras verticales de la Virgen y San Juan; en el interior de este gran círculo otros cuatro más pequeños representan escenas de la Pasión, y en el exterior, también inscritos en círculos, los evangelistas. El resto de las figuras no respetan una proporción uniforme, sino que varían de tamaño en función de su emplazamiento e importancia.

En la parte inferior se representa la Anunciación y el Nacimiento, también en círculos, y en los laterales se encuentran las estatuas orantes y los escudos de armas de los reyes enterrados en la capilla, Juan II de Castilla y su esposa Isabel de Portugal.

- Puedes verla.

- Puedes ver un vídeo sobre ella.

OTROS BURGOS: BURGOS -Provincia de Sassari- (Cerdeña) (ITALIA)


Es el BURGOS más cercano al nuestro. Si los dos anteriores en México y Filipinas están muy lejanos en distancia geográfica, el de Cerdeña se ubica a dos horas escasas de avión, y es además muy visitado de forma casual por burgaleses españoles en su periodo vacacional.

Burgos en la isla de Cerdeña cuenta con 1068 habitantes. Su principal monumento es el castillo medieval de 1129,  y fue encargada su construcción por el juez  Torres Gonario

Si las fiestas de nuestro Burgos (aunque no sea patrón que es San Lesmes) se celebran en San Pedro y San Pablo, sí que es San Pedro el patrón del Burgos italiano. Las fiestas mayores de esta localidad se celebran el 7 de Abril y su superficie total es de 18,25 Km cuadrados.

Otro aspecto compartido es la presencia de una raza de caballo propia (en el caso de Burgos -España- el caballo losino), en Cerdeña el también conocido como “caballito de Giara”, es originario del altiplano del mismo nombre, situado en Burgos.

De orígenes antiguos e inciertos (probablemente fue introducido en Cerdeña por los griegos en el siglo V-IV antes de Cristo en la época de los nuragas). Vive en estado silvestre en la inhóspita zona de origen. Dado que está en peligro de extinción, el Istituto di Incremento Ippico de Orzieri creó en el 1971 un centro de cría y repoblación en Foresta Burgos (Cerdeña), donde se crían ejemplares seleccionados en estado silvestre.

Rústico, robusto y ágil. Utilizado como caballo de pastor, si bien, una vez adiestrado, puede ser una excelente montura para jinetes pequeños, que son las misma cualidades curiosamente que el caballo losino.