IGLESIA DE SAN LESMES

El origen de la IGLESIA DE SAN LESMES se encuentra en uno de los hospitales que ofrecían asistencia a los pobres y peregrinos que transitaban hacia Santiago, extramuros de la ciudad. Se trata del Hospital de San Juan, cuya existencia está bien documentada a finales del siglo XI, y que adquiere verdadera importancia cuando es cedido a un monje benedictino francés, Adelelmo (el san Lesmes burgalés), en el año 1091. El hospital consistía entonces en una capilla y una casa de acogida para peregrinos, donde el monje «abrigaba a los pobres, curábalos, recogía a los peregrinos, dábales limosna y granjeaba y servía a Cristo de mil maneras».

En el lugar donde se encontraba la capilla se construyó después la iglesia de San Lesmes, derribada en 1367. A finales del siglo XIV el rey Juan II cedió unos terrenos próximos para la construcción de un nuevo templo; es el que vemos hoy, con una importante renovación de fines del siglo XV, momento al que corresponde la bella portada gótica.

Entre los tesoros artísticos que encierra, junto al retablo de la Santa Cruz, destaca el sepulcro de San Lesmes, ya muy tardío (realizado a finales del siglo XVI por el escultor Luis de Gabeo), pero arcaico en su ejecución, como denota el tratamiento de las telas o la expresividad «gótica» del rostro del santo, que se efigió yacente, con birrete y báculo abacial.

Su origen se encuentra en uno de los hospitales que ofrecían asistencia a los pobres y peregrinos que transitaban hacia Santiago, extramuros de la ciudad. Se trata del Hospital de San Juan, cuya existencia está bien documentada a finales del siglo XI, y que adquiere verdadera importancia cuando es cedido a un monje benedictino francés, Adelelmo (el san Lesmes burgalés), en el año 1091. El hospital consistía entonces en una capilla y una casa de acogida para peregrinos, donde el monje «abrigaba a los pobres, curábalos, recogía a los peregrinos, dábales limosna y granjeaba y servía a Cristo de mil maneras».
En el lugar donde se encontraba la capilla se construyó después la iglesia de San Lesmes, derribada en 1367. A finales del siglo XIV el rey Juan II cedió unos terrenos próximos para la construcción de un nuevo templo; es el que vemos hoy, con una importante renovación de fines del siglo XV, momento al que corresponde la bella portada gótica.

Entre los tesoros artísticos que encierra, junto al retablo de la Santa Cruz, destaca el sepulcro de San Lesmes, ya muy tardío (realizado a finales del siglo XVI por el escultor Luis de Gabeo), pero arcaico en su ejecución, como denota el tratamiento de las telas o la expresividad «gótica» del rostro del santo, que se efigió yacente, con birrete y báculo abacial.

Frente a San Lesmes, al otro lado de la plaza, existe ahora una gran portada (ca. 1500) en la línea del arte gótico de los Colonia; es el único resto que se conserva de lo que fue el Hospital de San Juan, reformado también al final de la Edad Media.

En la imagen los Danzantes de Burgos bailan en la plaza de San Juan con el tradicional Tetín.

Viualizala en el mapa

Hablan de ella

Anuncios

Una respuesta a “IGLESIA DE SAN LESMES

  1. Me encanta la inglesia de San Lesmes!!!!!!!!!!!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s