SAN PEDRO Y SAN FELICES -barrio de Burgos-

El auge económico de Burgos desde el siglo IX hasta el siglo XVI hace que haya una nueva configuración urbanística, creándose los barrios del sur de la ciudad.

En los siglos IX, X y XI en SAN PEDRO Y SAN FELICES hay un escaso número de habitantes, en estas fechas el barrio se encuentra en los arrabales, es decir, en las afueras de la ciudad, fuera de las murallas del Castillo. No obstante ya en los siglos XIII y XIV el barrio comienza a crecer pero de manera poco relevante.

Durantes el siglo XVI San Pedro y San Felices tiene poco contacto con la ciudad; y su desarrollo fue escaso al igual que su función urbana también fue reducida. Las pocas viviendas que en él existían estaban habitadas por labradores. En el siglo XVIII se construye en la zona sur una vía férrea para que pase el tren, se escoge esa zona porque es más llano. La llegada del ferrocarril será uno de los hechos que más incidirán en esta zona, en el año 1980. Y es que las vías de la nueva línea férrea llegarán a Burgos procedentes de Valladolid y atravesarán el tejido ya existente de los barrios de la zona sur y sus conventos, dividiendo esa unidad como conjunto urbano en dos partes, que quedarán ya permanentemente marcadas por la influencia de este medio de transporte. Al norte de las vías quedarán los espacios de Vega, Santa Clara y San Lucas, permaneciendo al sur del nuevo trazado los doblamientos de San Agustín, Santa Dorotea y San Pedro y San Felices.

El Ferrocarril definirá, por tanto, buena parte de la personalidad de estos barrios ya que, además de atravesarlos claramente con su circulación, instalará en ellos la estación de la ciudad. (Lena Saladina Iglesias Rouco. “Burgos en el siglo XIX

Está será, en definitiva, las pautas fundamentales que explique el crecimiento de los barrios del Sur durante el siglo XIX. Se trata de la formación de un conjunto de unidades espaciales en las que, sobre la tradición histórica del doblamiento monástico y conventual anterior, surgirá una nueva ciudad ferroviaria en la que nacerán los primeros barrios obreros de Burgos.

En la zona Sur de Burgos a principios del siglo XIX vivían las clases modestas y el nuevo proletariado. Mediante las nuevas construcciones en este siglo el desarrollo de la zona hará que vaya surgiendo la clase media.

En el siglo XIX en el barrio San Pedro y San Felices las actividades productivas principales eran la labranza, la cerámica y materiales de construcción y éstos últimos alcanzan su mayor auge en la década de los 50 formando así una industria.

Sobre el 1900 hubo en Burgos una gran inmigración que hizo que hubiese una gran demanda de viviendas que no pudo ser satisfecha de forma adecuada y produjo un desordenado y desequilibrado crecimiento de los espacios marginales, originando suburbios de muy mala calidad, espacial y de hábitat, centrados en los barrios del sur (Santa clara, San Julián, Santa Dorotea y San Pedro y San Felices), y los barrios del Este.

Ya en el año 1941 el número de habitantes en San Pedro y San Felices era aproximadamente de uno ocho mil, por lo que podemos decir que esta población va en aumento año tras año.

 

Puedes recorrer el barrio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s