LOS CONDESTABLES DE CASTILLA

 

D.PEDRO FERNÁNDEZ DE VELASCO

El título de CONDESTABLE DE CASTILLA fue creado por el rey Juan I para sustituir al de Alférez Mayor del Reino. En él recaía el mando supremo del ejército y tenía el derecho de llevar pendón, mazas y rey de armas. El Condestable era el máximo representante del Rey en ausencia del mismo.

Desde su creación, en 1382, el título de Condestable fue ostentado por Alonso de Aragón, Pedro Enrique de Trastamara, Rui López de Dávalos, Álvaro de Luna y Miguel Lucas de Iranzo, teniendo carácter vitalicio pero no hereditario. Cuando en 1473 Enrique IV nombra Condestable a Don Pedro Fernández de Velasco, el título se hace hereditario.

Don Pedro Fernández de Velasco nació en Burgos el año 1425. También poseía los títulos de II Conde de Haro, Camarero Mayor de Enrique IV, Virrey y Gobernador de Castilla, Señor de Medina de Pomar, de Briviesca, de Villadiego, de Belorado, de Salas y su Sierra, de los Valles de Soba y Ruesga, etc. Participó en la conquista de Úbeda y Baeza, hecho que tuvo lugar el día de San Andrés, razón por la cual el Rey le otorgó el derecho a añadir a sus blasones una bordura con las aspas propias de este santo, al que a partir de entonces adoptó como patrono. Participó en las batallas de Gibraltar y Archidona y tomó parte en la conquista de Granada.

Además de la Casa del Cordón, los Condestables construyeron en la Catedral de Burgos la capilla que lleva su nombre. que hoy, tras la reciente restauración, puede contemplarse en todo su esplendor.

CAPILLA DE LOS CONDESTABLES EN LA CATEDRAL DE BURGOS

Los últimos años del siglo XV fueron el inicio de una época de gran esplendor y prosperidad para Burgos. La ciudad se consolida como un gran mercado por el que pasan todas las comunicaciones con los puertos del Cantábrico. La creación del Consulado del Mar por los Reyes Católicos constituye el principal impulso del desarrollo mercantil y financiero de Burgos, centralizando el comercio de exportación de la lana de las merinas castellanas.

Como consecuencia del fuerte desarrollo surgen numerosas familias de mercaderes que dedican parte de sus ganancias a construcciones civiles y religiosas que embellecen la ciudad. A esta época pertenecen obras tan significadas como las agujas de las torres y la capilla de los Condestables de la Catedral, el retablo y los sepulcros de la Cartuja de Miraflores, así como otras muchas, de las que son autores los artistas burgaleses Juan de Colonia, Gil de Siloé, Simón de Colonia, Nicolás de Vergara y Felipe Vigarny.

EL EMPERADOR CARLOS I DE CASTILLA RETRATADO POR EL PINTOR RUBENS

Puedes ver la capilla en vídeo.

Anuncios

2 Respuestas a “LOS CONDESTABLES DE CASTILLA

  1. Pingback: CAPILLA DE LOS CONDESTABLES | Burgospedia la enciclopedia del conocimiento burgalés

  2. Pingback: VIDRIERAS Y CLARABOYA DEL PALACIO DE CAPITANÍA DE BURGOS. | Burgospedia la enciclopedia del conocimiento burgalés

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s