CONJUNTO ARQUITECTÓNICO Y MUSEO DE LA EVOLUCIÓN HUMANA

El proyecto contempló en concurso, y una vez adjudicado a Juan Navarro Baldeweg, tres edificios en el solar de caballería de la Ciudad de Burgos: MUSEO DE LA EVOLUCIÓN HUMANA, Palacio de Exposiciones y Congresos y Auditorio y el Centro de Investigaciones Arqueológicas.

Navarro Baldeweg presenta un anteproyecto que define el futuro del solar de Caballería. Este anteproyecto presentado por Navarro Baldeweg –ganador de la Consulta Internacional- mantiene los tres centros en el mismo espacio, pero separados entre sí, con la intención de cumplir con la decisión de segregar las distintas partes del proyecto y sus presupuestos.

Este nuevo trabajo de Navarro se ha dedicado, pues, a solventar el panorama actual, definiendo más precisamente casi todas las funciones del programa. Así, las salas de actos y el aparcamiento de autobuses –pensado originalmente como común a las tres estructuras– queda definitivamente bajo el Museo de la Evolución Humana, viéndose reducido su espacio a 2.000 metros cuadrados y su capacidad a 13 autocares. El aparcamiento de automóviles, capaz de albergar 1.000 unidades, no sufre grandes variaciones.

La solución de Navarro Baldeweg aporta dinamismo a la funcionalidad del conjunto y mantiene sus claves estéticas. Así, la zona más espectacular será la del Museo, que ocupa el área central del solar y reproducirá la imagen de los propios yacimientos con una especie de trincheras que simulan los cortes orográficos y estratos de la Sierra de Atapuerca. Su superficie supera los 8.000 metros cuadrados útiles y cuenta con dos salas principales, la que albergará la exposición permanente (2.500 metros cuadrados) y la destinada a exposiciones temporales (1.500 metros cuadrados).

En su zona interior, el Museo estará bañado por una luz cenital, filtrada a través de las secciones prismáticas de la cubierta del edificio, concebida a su vez a imagen del terreno del yacimiento de Atapuerca. El Museo tendrá un gran impacto visual externo, ya que su entrada principal da a una gran plaza pública elevada y ajardinada que se antoja como un mirador desde el que se podrá contemplar la Catedral y el río Arlanzón. Además, la transparencia del edificio permitirá que se vean sus trincheras desde los otros dos edificios adyacentes.

El interior del museo es un gran ámbito con abundante luz cenital, ya citada, en el que se disponen los prismas o secciones de terreno sugiriendo un transporte de fragmentos del paisaje cercano del yacimiento de Atapuerca. Es fácil imaginar este ámbito como un invernadero en el que el subsuelo además cobrase una gran importancia visual. En los pasillos o “desfiladeros” que se encajan entre los prismas se hacen presentaciones didácticas del
yacimiento arqueológico en sus aspectos geológicos o paleontológicos. Desde estos pasillos se puede apreciar la estratigrafía que fija y sitúa los depósitos de fósiles de animales o del hombre y los restos de su tecnología en el curso evolutivo. Lo que se cuenta está expresado con medios propios de la arquitectura: las paredes acogen la información y a la vez recrean la experiencia espacial de los cortes de las excavaciones y los estratos del territorio.

Al fondo de estos grandes prismas se disponen bandejas o áreas destinadas a una parte del museo, más convencional, para objetos e instalaciones de tres plantas. Se unen estas plantas por unas rampas que permiten una visión entrecruzada de ellas y, por tanto, de sus áreas expositivas con la posibilidad de integrar sus contenidos.

El Palacio de Exposiciones y Congresos dispone, como áreas mas significativas, de un auditorio de 1.550 butacas, una sala polivalente de 653 butacas y una sala de exposiciones de 2.300 metros cuadrados.El Centro de Investigaciones Arqueológicas contiene tres grandes laboratorios (uno de ellos ignífugo), una biblioteca y archivo, así como otras salas, despachos y módulos de investigación..

En esta arquitectura hay algo narrativo: el continente establece una estrecha alianza con su contenido, expresa o habla de lo que se expone. Podemos decir que es arquitectura “parlante” y que el museo en su tectónica suministra una información que se identifica al conocimiento que difunde.

En torno a este núcleo vinculado a la exposición de la evolución del hombre se sitúa, a un lado, el centro de investigación arqueológica y, al otro lado, el centro de congresos consistente en dos grandes alas y un gran espacio para exposiciones iluminado por un gran patio de luces que a la vez infiltra la luz a los vestíbulos.

Este conjunto del Museo de la Evolución se integra como una gran unidad bajo la cubierta común que aparece como una lámina metálica resuelta en forma de pliegues, como una capa flexible, o unas alas, una superficie algo informe, en cuya parte central se incorpora un sistema de lucernarios corridos para albergar la zona del museo.

Un gran aparcamiento subterráneo se sitúa bajo este complejo. Se ha organizado una estación o aparcamiento para 30 autobuses. El aparcamiento de automóviles se dispone en dos plantas subterráneas en el resto del solar.

La estructura del edificio es de hormigón y mixta de acero y hormigón, los cerramientos son de aluminio, de grandes paneles prefabricados (en color ocre) y superficies acristaladas. La cubierta es también de aluminio y cristal. Junto a estos materiales tienen importancia los acabados en césped de la plataforma inclinada de la entrada y de las secciones prismáticas del interior del museo.

Se pueden resumir las ideas esenciales del proyecto a través de la imagen de un paisaje que se recorta en tiras, expresada a partir de un cuadro de Kitaj; unos desfiladeros como “doble negativo” del creador de “land art” Michael Heizer, en donde el paso del visitante se ve acompañado por los estratos de sus paredes. Todo ello queda amparado por una cubierta plegada, recortada y desviada oblicuamente, generada a partir de una lámina continua, idea que se expresa acompañada de una silla, en perspectiva cubista, hecha de papel por Picasso.

Puedes encontrar teléfono y horarios para visitarle.

Puedes ver en vídeo una recreación virtual del complejo.

Puedes entrar en la web del museo.

Puedes ver el museo durante su construcción.

Anuncios

4 Respuestas a “CONJUNTO ARQUITECTÓNICO Y MUSEO DE LA EVOLUCIÓN HUMANA

  1. Pingback: HORARIOS Y TELÉFONOS PARA VISITAR EL MUSEO DE LA EVOLUCIÓN HUMANA DE BURGOS Y YACIMIENTOS DE ATAPUERCA. « Burgospedia la enciclopedia del conocimiento burgalés

  2. Pingback: ÁNGEL OLIVARES RAMIREZ -Político- -Alcalde de Burgos desde 1999 a 2003- | Burgospedia la enciclopedia del conocimiento burgalés

  3. ES UNA PENA LA ELECCION DE ESTE PROYECTO., PARA LO SIGNIFICATIVO QUE ES EL MUSEO, SE HA IDO A UNA SOLUCION ANODINA Y RAMPLONA., LO MISMO SUCEDIO CON LA APLIACION DEL MUSEO DEL PRADO POR MONEO DONDE EL EDIFICO DEL CLAUSTRO PARECE UN INSTITUTO ( PERO DE LOS ANTIGUOS).,…PARA GUSTO DE HICIERON LOS COLORES ( ESPERO QUE QUIENES FUERON LOS RESPONSABLES DE LA ELECCION SE HAYAN QUEDADO A GUSTISIMO….POR CIERTO¿ QUIENES FUERON?)

  4. Pingback: JOSÉ MARÍA BERMÚDEZ DE CASTRO Y RISUEÑO. Paleoantropólogo | Burgospedia la enciclopedia del conocimiento burgalés

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s