ALEJANDRO CÉSPEDES RESINES -Sacerdote de la Parroquia del Salvador de Capiscol- -Maestro de Dulzaineros-

ALEJANDRO CÉSPEDES RESINES (Medina de pomar 1933-Burgos 2010). Conocido en la ciudad de Burgos como “Don Alejandro”, fue parroco de la iglesia del Salvador en el barrio de Capiscol desde que fuera creada en 1964 hasta el año 2000.

Fue su faceta musical la que le hizo obtener el reconocimiento de sus vecinos e instituciones, dado que Alejandro Céspedes impulsó, sobre todo en el barrio en el que estuvo destinado, la promoción de la enseñanza de la dulzaina asi como la fabricación y construcción de la misma, a través de las técnicas que él enseñó personalmente a centenares de discípulos. Estas actividades desarrolladas en lo que era un barrio períférico y humilde, fueron el germen de la posterior Escuela Municipal de Dulzaina.

En 1989 se le otorgó el título de Buen Vecino de Burgos y en 2002 el de Artesano del Año por el colectivo de artesanos Coarte. También fue premiado en varias ocasiones en el Concurso de Recuperación de la Música Popular Castellana organizado por FAE.

Muy interesado en la cultura popular de toda la provincia Burgalesa y miembro del Orfeón Burgalés, realizó una recopilación de 200 canciones autóctonas, además de volver a recuperar la tradicional  “pingada del mayo” en el barrio de Capiscol. Trabajó además en la recuperación de los campaneros y las campanas de toda la región, y participó en la fundación de la escolanía de la Catedral.

Anuncios

2 Respuestas a “ALEJANDRO CÉSPEDES RESINES -Sacerdote de la Parroquia del Salvador de Capiscol- -Maestro de Dulzaineros-

  1. Fuí durante 22 años feligrés de la parroquia de el Salvador de Capiscol. Bautizó y dió la primera comuión a mis dos hijos, era mi Parroco, mi confesor y mi amigo. . Alejandro era un hombre genial, sabía de todo y con su sencillez de todo podías hablar sin reparos, amigo de sus amigos. El dicho de por sus obras les conocereis a D. Alejandro era facíl conocerle porque obras son amores y no buenas razones y de eso el era el primero, en ayudar al necesitado, al debíl… siempre dispuesto para todo, peña, asociación, música, dulzaina y dulzineros y un largo etc.. Seguro que me quedo corto y otros podran apostillar lo que aquí dejo.
    “Alejandro mi amigo
    no pudimos decirnos adios
    pero tu y yo sabemos
    el aprecio de los dos”.
    Este poema te dedico y espero que un día te llegue, por remite pongo el Cielo que es dode tu estás, por sello pongo un abrazo y por firma mi amistad.
    A dios amigo Alejandro aunque para todos serás D. Alejandro. Tu amigo Emiliano Aparicio

  2. Pingback: LA PINGADA DEL MAYO EN EL BARRIO DE CAPISCOL | Burgospedia la enciclopedia del conocimiento burgalés

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s