RAFAEL VARA LÓPEZ -Dr. Vara- -Médico Cirujano-

 
El Doctor RAFAEL VARA LÓPEZ, nació en Madrid el 20 de marzo de 1904.

 Inició sus estudios en la Universidad de Madrid en 1919. Durante el internado trabajó a las órdenes de Teófilo Hernández y Gregorio Marañón; después, con León Cardenal, aprendería una cuidadosa técnica quirúrgica.

 En 1928 obtuvo, por oposición, la plaza de cirujano de la Beneficiencia Provincial de Burgos. Allí fundaría una clínica modélica improvisando los cuidados intensivos con sus ayudantes y alumnos. En 1935 ganó la Cátedra de Patología Quirúrgica de Cádiz y, tras ocho años de excedencia, se trasladó a la Universidad de Valladolid, lo que le permitió compaginar su actividad docente con la asistencial de Burgos.

Vara fue un eminente cirujano que sobresalió en dos actividades quirúrgicas de alto riesgo: la neurocirugía y la cirugía torácica, ambas todavía poco desarrolladas en España.

En lo que concierne a su formación en cirugía torácica se diferencian 2 períodos, el de los años veinte y treinta, y el de los cuarenta. En 1925 trabajó con Staub en el sanatorio antituberculoso Davos-Platz, y en 1927, con Cramer, en el Beelitz-Heilstaetten. Más tarde, en 1933, permaneció con Sauerbruch, en la La Charité de Berlín.

En el Hospital Provincial de Burgos, del que era director, adquirió gran experiencia en el tratamiento de la tuberculosis mediante toracoplastias, neumotórax extrapleural y apicólisis


Los conocimientos adquiridos los expuso en la conferencia sobre toracoplastias perteneciente a la sesión extraordinaria sobre el “Tratamiento quirúrgico de la tuberculosis pulmonar” de la Academia Médico Quirúrgica Española, durante el curso 1940-1941.

En esta sesión serían también ponentes Luis de Velasco, José Abelló y José García Bengochea. Tras su estancia con Sweet y Overholt, siendo ya catedrático de la Universidad, realizó su primera neumonectomía en Valladolid el año 1947; el paciente vivió 37 años. A partir de entonces, realizó rutinariamente la cirugía torácica tanto en Burgos como en Valladolid. Su experiencia de 78 casos de hidatidosis pulmonar la publicó en 1944. Años más tarde trató temas de mayor actualidad, como el de las formas atípicas de aspergilomas pulmonares y el de las plastias bronquiales con injerto de pericardio.

En 1953 obtuvo por concurso de traslado la Cátedra de Cirugía de la Universidad de Madrid, en la que permaneció hasta su jubilación, 20 años después. En el Hospital Clínico San Carlos siguió dedicado a la cirugía general, con notable actividad en cirugía torácica. De su Escuela hay que destacar a Hipólito Durán Sacristán, cirujano general con amplia experien-cia en diversas especialidades, incluida la patología de torax.

Consiguió que el Hospital Provincial de Burgos fuera uno de los mejores, y puso en marcha un moderno pabellón quirúrgico en 1931 en el que instaló el primer electroencefalógrafo que hubo en España. En 1962 la ciudad de Burgos le nombra hijo adoptivo de la misma.

Falleció en Madrid en 1982 dejando innumerables estudios todavía hoy en vigor.

Puedes ver el inmueble que fue clínica con su nombre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s