SEGUNDO CHOMÓN. -Director de cine-

Segundo Víctor Aurelio Chomón y Ruiz (Teruel, 17-Octubre-1871 / París, 2-mayo-1929). Director, fotógrafo, efectos especiales y trucos. Iluminador a color. «De su niñez y adolescencia -dice Carlos Fernández Cuenca- no se sabe nada; los documentos que poseía su hijo Roberto conciernen al año 1902, o sea, cuando ya el turolense había rebasado la treintena y estaba entregado a las tareas cinematográficas.

Es indudable que cursó la Primera Enseñanza y que hizo el Bachillerato, puesto que pudo empezar una carrera especial. Pero ¿dónde siguió tales estudios y con aprovechamiento? De todo eso y de otras cosas concernientes a los primeros años de la vida fecunda de nuestro personaje quedarían constancias documentales que ya no existen, pues la mayoría de los archivos públicos y privados de Teruel se perdieron en la destrucción de la ciudad durante la guerra civil».

Cuando llegó la hora de elegir profesión decidió hacerse ingeniero. A Joaquín Carrasco (actor y maquillador del cine español), le parecía recordar que Chomón le dijo alguna vez que hubo de interrumpir sus estudios de ingeniero, ya bastante avanzados, para hacer el servicio militar y que después quiso terminarlos, pero otras apetencias más atractivas y poderosas se lo impidieron. Sin embargo, Roberto de Chomón me afirmaba que su padre obtuvo el título de ingeniero. Para cumplir sus deberes militares fue destinado a Cuba, que a la sazón era un peligroso foco de guerrillas que luchaban por la independencia de la isla. Sabemos que Chomón intervino en algunas acciones bélicas y que llegó a ser oficial.

Se ha dicho que regresó de Cuba en 1897 y directamente a España; también se ha dicho que a poco de volver a su tierra hizo un viaje a Francia para estudiar el cine recién nacido. Roberto de Chomón me dice: «Entusiasmado con el descubrimiento de los hermanos Lumière, él también se dedicó a la cinematografía». Juan Antonio Cabero alude por dos veces a la estancia de Chomón en París: primero al hablar de la «preparación especial adquirida en la naciente casa francesa Pathé» y más adelante al decir que «como cuna del nuevo arte, en sus comienzos, era Francia, a París se fue para estudiar de cerca la manera de asociar al nuevo invento sus ideas maravillosas».

…“Bienvenidos al mayor espectáculo del mundo”…

Algo parecido debió escuchar Segundo de Chomón deambulando por las calles de París en 1895, tras dejar su Teruel natal en busca de un futuro más amable. Esta vez no era un anuncio para un espectáculo circense, sino para el nuevo invento que los hermanos Lumière presentaban en sociedad a los atónitos espectadores, la proyección de imágenes en movimiento, o lo que desde entonces conocemos como cinematógrafo y se establece como espectáculo dominante en la ocupación del tiempo de ocio en las sociedades industriales.

Difícil tendría Chomón, inquieto aficionado a la fotografía, resistirse a descubrir de propia vista las maravillas que las voces contaban de la nueva manifestación visual por todos los rincones de la ciudad. Tendrá su oportunidad a partir de 1905, después de una breve estancia en Barcelona, trabajando como iluminador de películas para empresas como la Star Films de Méliès, que le permite aprender lo fundamental sobre trucajes del gran maestro y realizando sus primeras panorámicas de ciudades de España encargadas por Pathé, al convertirse en el nuevo responsable de Pathé Fréres para las series de películas de atracciones y fantasmagorías de la productora francesa.

Su trabajo consiste en la aplicación de las técnicas de trucaje para obtener efectos fantásticos que asombren al público, a base de transformaciones, sustituciones y sobreimpresiones. Investigador incansable, Segundo de Chomón dará forma a sus particulares ideas en los campos de la fotografía primero para proyectos de otros directores y más tarde con libertad para crear, elaborar la puesta en escena o en fotografía experimental.

El hotel eléctrico (1908) es el mejor ejemplo dentro de este género en su amplia filmografía y en la película que deja para la posteridad un magistral dominio de la técnica conocida como “paso de manivela”. Su inquietud le llevó a fabricar su propia cámara con la que podía grabar hacia delante y hacia atrás y cuya vuelta de manivela estaba marcada por ocho puntos que permitían rodar fotograma a fotograma.

Chomón, que a partir de 1907 incluye el trucaje en una trama argumental mínima y pasa a ser un elemento más del discurso fílmico, permitiendo evolucionar hacia el cine narrativo, en El hotel eléctrico exhibe un repertorio extraordinario de trucajes de objetos animados de forma individual o influyendo sobre los actores cuya presencia queda en un pretexto para presentar ese virtuosismo técnico del rodaje fotograma a fotograma del que Segundo de Chomón, polémicas sobre su atribución aparte, supo extraer su máximo potencial, convirtiéndose en película de referencia para los cineastas contemporáneos y una de las obras fundamentales en la historia del cine universal.

Segundo de Chomón graba en 1910 o en 1911, un documental sobre la ciudad de Burgos. El corto dura 4 minutos y 14 segundos y está custodiado en los archivos del Centro Nacional de Cinematografía de la localidad francesa de Bois D’Arcy, cerca de París. Entre las imágenes se intercalan carteles al estilo del cine mudo de la época que explican lo que se verá inmediatamente después y sitúan al espectador.

Tras presentar Burgos como «una de las ciudades más importantes de España por los monumentos que encierra», lo primero que enseña son los alrededores de la Iglesia de San Esteban y el arco del mismo nombre. Son imágenes casi costumbristas, las más simpáticas y más naturales del documental pero también las que dejan entrever una mayor miseria, con niños y jóvenes persiguiendo a una acémila, campesinos entrando en la ciudad y las fuerzas vivas de entonces a la cabeza de una improvisada procesión que circula delante de la cámara.

Un plano fijo de Las Huelgas y otro de la plaza de la Libertad anteceden a una imagen del Arco de Fernán González que conduce al patio interior de la Casa del Cordón, obviamente antes de su última restauración y cuando todavía estaba descubierto.

La Catedral, «una de las maravillas de España» se contempla desde lo alto de la plaza de Felipe de Abajo con un equino sobrecargado esforzándose por ascender la cuesta con lo que parecen haces de leña.

-Puedes ver el corto sobre Burgos.

Anuncios

Una respuesta a “SEGUNDO CHOMÓN. -Director de cine-

  1. Pingback: LA FOTO ESTEREOSCÓPICA MÁS ANTIGUA DE BURGOS. DATACIÓN 1857. | Burgospedia la enciclopedia del conocimiento burgalés

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s