EL BOLO BURGALÉS

Dentro de las variantes de bolo, es EL BOLO BURGALÉS la más espectacular de las posibles en España. Su ejecución se circunscribe a la ciudad de Burgos y su Alfoz en un perímetro de 20 025 kilómetros. Bien es cierto que la emigración de los años 50 y 60 desde Burgos principalmente a Vizcaya y Madrid, hace que en esas localidades existan reductos de su práctica e incluso instalaciones. Se ha referenciado también su práctica en América latina. 

Su génesis es paralela y está unida al trazado del camino de Santiago. Datándose su fecha segura el siglo XIV en Burgos, León y Orense, ciudades que comparten ruta del llamado Camino Francés. Más adelante en el tiempo se publica oficialmente el reglamento del juego y ciertas variantes locales. Los elementos de juego son la bolera, los bolos y las bolas. Los bolos son DOCE, nueve para la jugada de cerca o de castro y tres para la de pasabolo.

La dinámica del juego es complicada y difícil ya que en una misma partida pueden darse hasta cinco variantes diferentes: Mano, castro mano, diabla , castro diabla y pasabolo. En las jugadas de castro se puede dar el caso de que tirando más bolos que el contrario obtengamos menos puntos, ya que para obtener la máxima puntuación hay que derribar los bolos de acuerdo con unas reglas establecidas. Existe una variante de ésta llamada miche o mico que tenía 10 bolos. Asi mismo existía una jugada, hoy ya inhabilitada y no utilizada, llamada Bolillos.

La jugada de Pasabolo, además de muy habitual, es la más espectacular y la más comprensible. Se trata de lanzar la bola contra una fila de tres bolos y que uno de estos alcance al salir disparado una distancia superior a40 metros haciendo un “salte”; que consiste en que el bolo salve una barrera colocada al final de la bolera que está a una altura aproximada de un metro. 

Es necesario por tanto, que el recinto esté vallado por el riesgo de daños por impacto a los espectadores.

Se ha dado la circunstancia cierta de que en la bolera del Plantío de Burgos ubicada antiguamente en la calle Cascajera y hoy en la calle Plantío, pese a la considerable altura de las vallas se ha podido ver a los bolos salir por encima de éstas y caer en los tejados próximos.

De cualquier forma, no es necesaria una gran condición física para la práctica de esta modalidad dado que tiene que predominar la habilidad sobre la fuerza. En esta disciplina se opera con una curiosa medida como es el “cuartillo de vino”; que se utiliza tanto para las apuestas de espectadores como por canon para mantener las instalaciones. 

El reglamento del Bolo Burgalés se encuentra en edición dela Juntade Castilla y León de 1985 transcrito en el título –Los deportes autóctonos de Castilla y León-.

Anuncios

Una respuesta a “EL BOLO BURGALÉS

  1. Buscando boleras por León, me encontrado con este gran articulo. Enhorabuena por el post.

    Un saludo 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s