YEMAS DE CANÓNIGO ó YEMAS DE BURGOS

LAS YEMAS DE CANÓNIGO son un delicioso postre burgalés que quizá tenga su origen en la abundancia de huevos y sus derivados en el medievo .  El nombre real es el de YEMAS DE BURGOS para diferenciarlas de las de canónigo que también se hacen en Burgo de Osma, Aranda de Duero y otras latitudes castellanas. Se empezaron a elaborar en 1916 en la Casa Lastra, conocida como La Rojilla.

Los ingredientes son yemas de huevo, azúcar y agua. 

1º se cuajan a fuego fuerte las yemas de huevo con un poco de agua y azúcar. 2ºSe obtiene así una crema blanda a la que se va añadiendo azúcar en frío.
3º Al final se consigue un engrudo.
4º Se deja enfriar y reposar a temperatura de refrigeración y se le da forma con la mano.

Las Yemas de Burgos tienen el color de la yema de huevo, textura blanda y un sutíl sabor dulce.

LAS YEMAS EN LA LITERATURA:

La literatura recoge como algo excepcional el sabor y la calidad de las yemas de Santa Teresa, pero el buen conocedor de estos dulces debe saber que no sólo son estas exquisiteces las únicas que llevan ese nombre. Son el caso de las yemas del Canónigo. Un producto típico de la provincia de Burgos que comparte parecido con las de Ávila.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s