DIEGO POLO llamado “El Menor” -Pintor-

DIEGO POLO llamado “El Menor” por ser sobrino de Diego Polo “El Mayor” fue un pintor barroco del que no hay documentación escrita sobre su nacimiento, pero del que se cree que nació en Burgos entre 1610 y 1620.

Estuvo muy influenciado por la escuela de Tiziano y desarrolló su labor pictórica en la ciudad de Madrid entre 1630 y 1641. Muchas de sus obras se atribuyeron a Tiziano siendo realmente del pintor burgalés. Murió prematuramente hacía 1655 contando con 36 años, lo que hizo que la temprana finitud de su vida, impediese que llegara a ser el genio al que apuntaba su magistral forma de pintar.

Entró a trabajar en el taller del pintor Antonio Lanchares y después se trasladó a El Escorial a estudiar con las pinturas de los grandes maestros allí depositada. Aprovechó para crear alguna obra que allí se conservó y de ese tiempo es su mejor formación. Francisco de los Santos en su Descripción breve del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, edición de 1667, citaba en el Colegio un San Jerónimo azotado por los ángeles y una Magdalena penitente, afortunadamente conservados en el mismo monasterio, originales obras de Diego Polo.

En ellas se vislumbra la influencia de Tiziano y la tendencia a pintar desnudos y el original tratamiento del colorido del cuerpo, como no se había visto en la escuela española hasta entonces.

San Roque
Diego Polo (ca. 1610-ca. 1655)

De vuelta a Madrid trabajó para Alonso Portero, escribano de número, a quien pintó un cuadro del Maná en el desierto al que el Pintor Velazquez elogió con denuedo.  La calidez del color antes citada y los trazos generosos evocan por supuesto a Tiziano, junto con influencias del propio Velázquez, especialmente de La túnica de José que Polo pudo estudiar y observar también en El Escorial.

Siendo estos cuadros citados los que se atribuyen de seguro a Diego Polo, se ha ido formando después una panoplia de obras asignadas a Polo, principalmente por Alfonso E. Pérez Sánchez, de entre las cuales se citan por este autor otras dos obras; el Martirio de San Esteban del Museo de Lille, atribuido mucho tiempo a Tiziano, tras perderse el recuerdo de su atribución a Polo en una antigua colección particular, y un San Jerónimo que puede verse tras su adquisición en el Museo del Prado. Ambos tienen signos inequívocos que sugieren la autoría de Polo, éstos son; el tratamiento deshilachado de las carnes, los toques vibrantes de luz y los paisajes venecianos, de clara influencia de Tiziano, junto con un tratamiento de las telas, minucioso en la dalmática de San Esteban y dispuestas en grandes planos en el San Jerónimo, incompatibles con la pintura del veneciano.

También se sabe que Diego Polo pintó una Magdalena penitente y un San Roque, un David vencedor de Goliat, en colección privada; La flagelación de Cristo, en el Museo de Pontevedra; o Muerte de Abel, que está en el Museo de Bellas Artes de Asturias, entre otros. 

La maestría de Diego Polo en los dibujos del natural, su sentido del color, de suntuosidad y riqueza excepcionales, la amplitud de su aliento y la seguridad de su oficio le harían merecedor de un conocimiento mejor y de un puesto más destacado en la magna historia de la pintura madrileña. Es indudable que su escasa obra conocida le coloca en un puesto singular y escaso dentro de la pintura madrileña, y aun española, del barroco.

Puedes ver la calle que en Burgos lleva su nombre.

Anuncios

Una respuesta a “DIEGO POLO llamado “El Menor” -Pintor-

  1. De nuevo, gracias, por descubrir a insignes personajes tan próximos y tan desconocidos. Viví muchos, muchos años en la calle que lleva su nombre DIEGO POLO en Burgos, por alguna razón se la dedicarían. Quizás el desconocimiento exacto de su nacimiento no lo colocó en el centro, como la avda del Cid, u otras, pero justo en la posguerra civil, aparecieron hacia la zona sudoeste de la ciudad, una prolongacion o expansión de Burgos, y en esta zona de labranza, junto al monte que hoy llaman de San Isidro, en donde había todavía algunos labradores, se colocó esta calle con el nombre de DIEGO POLO, estábamos rodeados, por algunos labradores, el choli”, “los Cantón, creo”, y alguno más. Estaba la fundicion Jimenez, el horno de Isaac, panadero, y la huerta de la Adela, y enfrente posteriormente la Flor Burgales, que llenaba las narices, pero no el estómago, y a veces que el agua, no subía a la casa, estaba Valdechoque, con su fuente, que nos regalaba un chorrito de agua, en invierno y verano. Podría contar mil anécdotas, de sus gentes, y nuestro desconocimiento de DIEGO POLO, yo creía que rea otro italiano, pero hasta hoy. Saludos. Jesus

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s