LOS AUTRIGONES -Su presencia en la provincia de Burgos-

Al final del II milenio a.C. pueblos indoeuropeos llegan a la península ibérica procedentes del Caucaso y el Himalaya y toda su área geográfica. Por aquel entonces, los pobladores de la península llevaban algunos milenios ensayando el trabajo en cobre, la agricultura y los monumentos megalíticos.

Se encontraban en un desarrollo histórico que correspondía con la plena Edad de Bronce. Medio milenio más tarde, una nueva oleada de europeos llegan a la península para dejar su impronta celta. No está nada claro, en lo que se refiere al tercio norte peninsular, el grado de permeabilidad entre las culturas autóctonas y los nuevos visitantes. Es justo entonces cuando la historia comienza a escribirse también en la península, cuando asoman las raices de Autrigonia. Se cree que este pueblo llegó en esta invasión celta y que sus orígenes están en las lejanas tierras del sur de Austria o Eslovenia. 

De esta forma, avanzan por el norte de la península, sometiendo a pueblos como los Várdulos, Caristios y Autrigones, que acabaron fundiendose de forma más o menos pacífica en una demarcación territorial llamada Vardulia.

El territorio de los autrigones estaria incluido entre el mar cantabrico, con el Ason como punto de referencia, y la sierra de la Demanda, y desde los rios Nervion y Tiron a la region de Villarcayo, La Bureba y el puerto de la Brujula entre sus nucleos mas importantes destacan Castro Urdiales (Flaviobriga), Osma de Valdegobia (Uxama Barca), Briviesca (Virovesca), Cerezo del Rio de Tiron (Segisamunclum) ya lindando casi con los Berones.” Adoraban sobre todo al dios Viruvius, de caracter guerrero, y parece ser que dió nombre a la actual Bureba y a ríos como el Ubierna.

Ya en Heródoto, Plinio el Viejo y Ptolomeo existen referencias a Autrigonia, la tierra de los autrigones, una tribu prerromana de origen desconocido que habitaba en la mitad norte de la provincia de Burgos, parte de Alava y Vizcaya y el sur de Cantabria.

Las dos mayores ciudades de los autrigones eran Deóbriga, la actual Miranda de Ebro, y Virovesca, hoy Briviesca, considerada la capital. Los núcleos de población son de carácter disperso, preferentemente ubicados en los bordes de los páramos y en proximidad a cauces fluviales. La población oscilaba entre 600 y 1000 habitantes.

El final de Autrigonia llega a comienzos del siglo VI cuando los Vascones comienzan su expansión territorial presionados por el asfixiante dominio visigodo.

Los restos más espectaculares de su cultura los encontramos en la necrópolis de Miraveche y Villanueva de Teba, que ofrecen enterramientos de guerreros de la II Edad del Hierro.

En el burgalés valle de mena se encuentra una secuencia arqueológica correspondiente a la Prehistoria. Se trata del yacimiento emplazado en el monte Socueto, en las inmediaciones de la localidad de Opio. Se trata de un castro de la II Edad del Hierro (siglos IV- I a. C), habitado en su momento por los autrigones, pueblo de origen indoeuropeo que se estableció a lo largo y ancho de una franja territorial que se extendía desde el Cantábrico hasta la comarca de La Bureba, incluyendo los espacios correspondientes a la actual comarca de Las Merindades y el Valle de Mena.

 La influencia de este contingente poblacional de origen indoeuropeo sobre el sustrato indígena preexistente, dio lugar a una forma de vida y una cultura material que adquieren forma en el yacimiento de Opio y en los hallazgos vinculados a este hábitat fortificado.

Puedes ver su historia en vídeo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s