VISITA DE RICHARD WAGNER A BURGOS -Por Enrique García Revilla-

Una gamberrada daliniana de José Bello.

Tras este desconcertante título se encuentra un curioso y sorprendente escrito epistolar de José “Pepín” Bello (1904-2008) publicado en 2009 por la Residencia de Estudiantes. Cuando el escritor burgalés Francisco José Gómez me comentó en el verano de ese mismo año la existencia de este libro , ambos nos apresuramos a adquirirlo, por curiosidad literaria y musical, puesto que desconocíamos la obra y sobre todo, porque Richard Wagner nunca estuvo en España. ¿Una visita de Richard Wagner a Burgos?

El autor, que falleció a los ciento tres años de edad, ha pasado a la historia por haber sido compañero y amigo de los miembros de la generación del 27. Podríamos definir su rango artístico con la denominación surrealista de “artista sin apenas obra”. Precisamente el Surrealismo, matizado por sutiles toques absurdos y expresionistas, es el estilo artístico en que es más fácilmente enmarcable el presente texto. Se trata de una carta fechada el día 22 de mayo (curiosamente el día de la onomástica de Wagner) de 1952 y dirigida a Alfonso Buñuel, el hermano menor del cineasta. Debido a su reducida extensión, su publicación sólo alcanza el grado de “libro” gracias a una erudita introducción del musicólogo Andrés Ruiz Tarazona y a un breve apéndice biográfico sobre el compositor. En esta magnífica Introducción a un texto surrealista de Pepín Bello, Tarazona (insisto, verdadero coautor con Pepín Bello del libro) presenta con la naturalidad y sencillez de su personal forma de hablar, la situación cultural y educativa española que condujo a la fundación de la Residencia de Estudiantes: Así nació la llamada (con la misma evidencia de una pintura figurativa que, representando a una mujer sentada, se titula Mujer sentada) Residencia de Estudiantes.

En torno a ella desfilan nombres entrañables de aquella época como Giner de los Ríos, Ignacio Sánchez Mejías, André Breton, Manuel Bartolomé Cossío, Baroja, Dalí  y, por supuesto los miembros de la generación del 27, quienes, con José Bello a la cabeza, se declaraban admiradores de la música de Wagner. Tal vez encontraban una atractiva similitud entre el estatismo del estilo wagneriano y los rasgos culteranos de la poesía de Góngora, en cuyo homenaje se implicó Bello de forma directa.

Evidentemente el primer dato disparatado de la obra lo constituye la presencia de Richard Wagner (1813-1882) en el siglo XX. Pepín Bello cuenta en su carta a Buñuel cómo lo recibe en la estación de Burgos (Vino en el mixto de Miranda a las tres y media de la madrugada) procedente de Calanda. Dice Wagner: Hace años que tenía la ilusión de ir a aquel pueblo en Semana Santa a tocar el tambor (el autor juega con la imagen de la fruición con que Wagner se entregaría al ruido, dado que su música se caracteriza por la amplitud de sonido) y se sorprende con el acento baturro del alemán, que había aprendido español en Barbastro. Se lo lleva a su casa de Castañares y allí vemos a un Wagner con su característico atuendo (el compositor indica en su autobiografía Mi vida que había adoptado dicha vestimenta en su época de estudiante revolucionario) montado en una bicicleta infantil, de excursión a Villafría. También nos lo encontramos leyendo atentamente el Diario de Burgos o dialogando desenfadadamente con Bello (Cuando anochecido regresábamos al pueblo, la única que iba serena era la mula que tiraba de la tartana).

La relación de los miembros de la generación literaria del 27 con música y músicos españoles y extranjeros ofrece algunos campos de estudio que en ocasiones pasan desapercibidos a los filólogos. No me estoy refiriendo al más evidente caso de las numerosas referencias musicales que contiene su producción poética, como en Lorca o Gerardo Diego, sino a la recepción de la herencia musical romántica y postromántica y de los músicos vanguardistas europeos del siglo XX. La presente carta de Bello a Alfonso Buñuel es un testimonio de la pasión que los poetas del 27 sentían por Wagner. Como bien indica Tarazona, Luis Buñuel logra evocar sus ambientes surrealistas gracias al empleo de fragmentos wagnerianos como banda sonora en varias de sus películas (entre ellas Un perro andaluz). Asimismo indica que la Residencia de Estudiantes heredó el germanismo de la Institución Libre de Enseñanza y su reconocimiento del genio de Wagner. José Bello confesaba que él había salido de la adolescencia cautivo de Wagner y que contagió a sus amigos de la Residencia. (…)  Tristán e Isolda era una ópera que obsesionaba desde el principio hasta el final a Luis Buñuel y a José Bello y siguió siendo una pasión para ambos hasta el fin de sus días.

Consiguientemente hemos de tomar con precaución la norma que tilda de antirromántica la estética de las denominadas vanguardias históricas, puesto que si bien el intento de ruptura con el siglo anterior es evidente en Cocteau, Dadaísmo, Futurismo y un largo etcétera, algunos artistas se nutrieron de elementos del siglo diecinueve para la construcción de su propio lenguaje artístico.

Puede quedar la duda de que el librito de Bello/Tarazona, Visita de Richard Wagner a Burgos, haya sido escrito para músicos o literatos. Todo lo contrario: lo mejor es que se trata de una lectura entretenida para cualquier aficionado. Además, para un burgalés la imagen de Richard Wagner de paseo por las Huelgas o la Catedral es una curiosidad que merece la pena y que el resto de wagnerianos españoles admirarán con cierta envidia.

-Tomado por deseo y consentimiento expreso de su autor, del blog de Enrique García Revilla.: Profesor. Doctor. Musicólogo. Philologie Française. Orquesta Sinfónica de Burgos.

Puedes ver un reportaje sobre Pepín Bello

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s