BURGOS INÉDITO: UN VOLUNTARIO LLAMADO D. JUAN DE BORBON. -Por Francisco Blanco-

re

D. Juan de Borbón y Battenberg había nacido en el Palacio Real de la Granja de San Ildefonso (Segovia), el 20 de junio de 1913, siendo bautizado con el nombre de Juan Carlos Teresa Silvestre Alfonso,  y era el tercer hijo varón de los reyes de España. Cuando la familia real española se vio obligada a marchar al exilio, en abril de 1931, tenía 18 años y ocupaba el tercer lugar de la línea sucesoria al trono de España, pues su padre, D. Alfonso XIII, a pesar de verse obligado a abandonar su reino, nunca renunció a sus derechos al trono.

Sin embargo, Alfonso, el primogénito, en 1933 renuncio a sus derechos como Príncipe de Asturias para casarse con la cubana Edelmira Sampedro y Robato, una persona que no pertenecía a la realeza ni a la nobleza. Quedaba el segundo, Jaime, que fue obligado a renunciar por ser sordomudo. Todas estas circunstancias propiciaron que, en 1941, Alfonso XIII abdicara de sus derechos al  trono a favor de su hijo Juan, pasando por delante de sus hermanas, Beatriz y María Cristina, simplemente por el hecho de ser mujeres.

Al comienzo de la Guerra Civil española, con el apoyo de su exiliado y destronado padre, Alfonso XIII, pretendió unirse a los sublevados contra la Segunda República, cuya victoria supondría el regreso de la monarquía a nuestro país. El 1 de agosto de 1936 cruzó la frontera española por Dantxarinea, escoltado por un grupo de navarros monárquicos. Pasó con la identidad falsa de «Juan López», trabajador del Hotel La Perla de Pamplona. Llegó al hotel por la mañana donde fue saludado por el director y se puso un mono azul con el símbolo de la falange y una boina roja que le regalaron.

ed

Al asomarse a una de las ventanas fue reconocido por un grupo de carlistas que estaban en el cercano «Círculo Tradicionalista», quienes le recriminaron el uso de su símbolo, amenazando con denunciarle. Para evitar que su presencia en Pamplona se hiciera demasiado notoria e impidiera su incorporación a las filas rebeldes, partió inmediatamente hacia Burgos, donde éstos habían instalado su cuartel general. A pesar de sus precauciones, cuando cenaba por la noche en el Parador de Aranda de Duero, recibió una llamada del general Fidel Dávila, que vivía con su familia en Burgos desde que Azaña le pasara a la reserva (1),  transmitiéndole las órdenes del general D. Emilio Mola, cabecilla en aquellos momentos del levantamiento y declarado monárquico, en las que se le ordenaba que se volviera por donde había venido, algo que hizo pasando de nuevo la frontera navarra el 2 de agosto.

Posteriormente, el 7 de diciembre, volvió a insistir escribiendo personalmente al general Franco, que ya se había erigido en el jefe supremo de los rebeldes, solicitándole su enrolamiento en la tripulación del crucero “Baleares”, pues era un marino de profesión, formado en la Real Armada Británica; este segundo intento de ingresar en la marina rebelde tampoco fue aceptado. Poco tiempo después, el 6 de marzo de 1938 el crucero “Baleares” fue torpedeado y hundido por el destructor republicano “Lepanto”, falleciendo la mayor parte de su tripulación. Si D. Juan de Borbón hubiese sido aceptado como marinero del “Baleares”, nuestra historia hubiese derivado por otros derroteros, pues en 1938 nacía en Roma el segundo de sus hijos y primer varón, D. Juan Carlos de Borbón, que acabaría siendo el sucesor de Franco primero y, posteriormente, rey constitucional de los españoles. En enero de 1941, poco antes de su muerte, Alfonso XIII había abdicado sus derechos a la corona de España a favor de D. Juan de Borbón, el tercero de sus hijos varones.  

NOTAS:

(1) D. Fidel Dávila Arrondo ascendió a general de brigada en 1929, pero a raíz de las reformas militares efectuadas por D. Manuel Azaña al proclamarse la II República, el general Dávila decidió pasar a la reserva, estableciéndose en Burgos, de donde era su esposa Doña Teresa Jalón Rodríguez.

El 18 de julio de 1936 se unió a la rebelión  militar, apoderándose del gobierno Civil de Burgos.

En 1949 Franco recompensó su lealtad  convirtiéndole en el I Marqués de Dávila con Grandeza de España. 

Paco Blanco, Barcelona enero 2012

untitled

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s