CIRIACO FUENTES OLMO: UN HÉROE BURGALÉS EN LA GUERRA DE FILIPINAS. -Por Francisco Blanco-

er

El 22 de abril de 1901 el Consejo Superior de Guerra y Marina acordó conceder la Cruz de primera clase de la Real y Militar Orden de San Fernando, al sargento burgalés de Infantería D. Ciriaco Fuentes Olmo, por su heroica acción realizada en la campaña de Filipinas el 25 de febrero de 1897, en la que, de forma voluntaria y al frente de ocho soldados, consiguió ocupar una importante trinchera enemiga, situada en el camino de Pérez Dasmariñas, que estaba defendida por un gran número de insurrectos tagalos, causándoles numerosas bajas y obligándoles a abandonarla, sufriendo en dicha acción tan sólo tres bajas: un soldado muerto y dos heridos. La condecoración también está acompañada de una pensión vitalicia anual de 150 pesetas, que le serán abonadas desde la fecha de los hechos.

Este militar burgalés era hijo de labradores modestos, y había nacido en la localidad burgalesa de Buezo, un pequeño pueblo de La Bureba, cercano al popular monasterio de Santa Casilda, por cuyos campos abundan las setas.

Como tantos otros hijos de campesinos españoles con pocas tierras, al llegar el momento de decidir su camino futuro, eligió el de las armas, apuntándose voluntario para Filipinas, donde consiguió los galones de sargento. Cuando en 1896 estalla la insurrección de los tagalos contra el dominio español en las islas, pertenecía a la famosa División del general Lachambre, donde estaba integrado en la 1ª Brigada, mandada por el general Jaramillo. Después de la conquista de Cavite por los insurrectos, la División Lachambre tuvo que entrar inmediatamente en acción, pues el general Polavieja, por entonces Capitán General de Filipinas, la encargó defender las provincias de La Laguna, Batangas y Tayabas, para proteger Manila, la capital, que se encontraba seriamente amenazada.

wdkw

El 15 de febrero de 1897 la 1ª Brigada sale del cuartel de Santo Domingo, y comienza a desplazarse hacia el norte, sin encontrar apenas resistencia, siguiendo hasta Binabangang y llegando al día siguiente a Mataas-na-lupa e Iba, donde se encontraron con un poderoso frente enemigo, atrincherado en la orilla opuesta del río del mismo nombre. El general Jaramillo ordena tomar posiciones y esperar la llegada del resto de la División. El 19 de febrero, con la División agrupada y después de un intenso bombardeo que barrió las trincheras enemigas, la 1ª Brigada inicia el ataque sobre Iba, en una encarnizada lucha de más de cuatro horas, en la que tuvieron que tomar casa por casa, hasta conseguir que los tagalos se retirasen después de sufrir más de 600 bajas. Gracias a esta acción, las tropas españolas consiguieron tomar la estratégica plaza de Silang, donde quedaron acuarteladas la 1ª y 2ª Brigadas.

El 22 de febrero se produce una oleada de terribles asaltos de los tagalos sobre las posiciones españolas de Silang, que a duras penas consiguen rechazar; una vez contenido el ataque, la 1ª Brigada, dividida en dos frentes, emprende la marcha hacia la ciudad de Pérez-Dasmariñas (1), ya dentro de la provincia de Cavite. El primer frente queda bloqueado al desbordar los tagalos intencionadamente la presa de San Julián, cuyas aguas inundaron los campos circundantes, convirtiéndoles en un impracticable lodazal, que impidió el libre movimiento de los soldados españoles, atrapados en el barro. El otro frente, formado por el Batallón nº 12 y el Regimiento de Infantería nº 74, al que pertenecía el sargento Fuentes, siguió avanzando palmo a palmo, venciendo la feroz resistencia de los tagalos, fuertemente atrincherados en parapetos y casas, que tuvieron que ir ocupando uno por uno.

En esta acción final de la 1ª Brigada sobre las líneas enemigas, realizado el día 25, se produjo la gesta del valiente sargento burgalés que, al mando de su pelotón, se apoderó de una de las mejor fortificadas trincheras enemigas, situada en su línea de vanguardia, abriendo de esta forma un importante hueco, por el que se abalanzaron el resto de los soldados españoles, enardecidos por el valor de sus compañeros. Finalmente, después de un duro y sangriento enfrentamiento, la ciudad es conquistada y ocupada por la División Lachambre, quedando momentáneamente Manila libre del peligro de los insurgentes.

Después de la capitulación del Ejército español en Cuba y Filipinas en el año 1898, los soldados españoles empezaron a ser repatriados a la península, tocándole al Regimiento del sargento Ciriaco Fuentes desembarcar en Barcelona.

La vida militar del sargento burgalés continuó en Cataluña, primero en Barcelona, donde conoció y se casó con Apolonia Torres Martínez, una riojana de Alcanadre, con la que tuvo cuatro hijos, tres varones y una hembra. Se fueron sucediendo los destinos y también los ascensos, estos últimos, al no ser militar de carrera, se produjeron siempre por sus méritos personales. Después de Barcelona, estuvo de guarnición en Lérida y Ceuta. En 1918 fue trasladado a Madrid, donde se retiró después de alcanzar el empleo de coronel, y donde finalmente se instaló la familia.

La trayectoria militar, personal y familiar de Ciriaco Fuentes Olmo, un burgalés de Buezo, merece que su memoria sea conservada con orgullo. Todo lo que aquí queda reseñado es un pequeño homenaje a su recuerdo.

NOTA

La ciudad de Pérez-Dasmariñas, actualmente Dasmariñas, fue fundada en 1589 por Gómez Pérez Dasmariñas, Capitán General de Filipinas. Pertenece a la provincia de Cavite y se encuentra a unos 30 Km. De Manila. En la actualidad supera el medio millón de habitantes.

Paco Blanco, Barcelona, agosto 2014

d

Anuncios

Una respuesta a “CIRIACO FUENTES OLMO: UN HÉROE BURGALÉS EN LA GUERRA DE FILIPINAS. -Por Francisco Blanco-

  1. Sr. Paco Blanco, le agradezco enormemente la publicación que ha realizado de los hechos que originaron la condecoración más alta que puede recibir un militar y más en este caso por tratarse de mi bisabuelo y que estuve un tiempo indagando sin resultados , he tenido el atrevimiento de incluir estos hechos en el blog que tengo abierto sobre la vida de su hijo D. Juan de la Fuente Torres (le he de comentar que mi biasabuelo se cambió el apellido de Fuentes a de la Fuente), mi abuelo,http://vidaejemplarjuandelafuente.blogspot.com.es que llegó a la más alta graduación a la que puede llegar un militar (teniente general) y fue gobernador militar en Gran Canaria, San Sebastián y Bilbao.
    Le paso la direccón del blog que está iniciado pero que todavía me queda mucho por añadir.
    Reciba un saludo
    Antonio Bofill de la Fuente
    http://vidaejemplarjuandelafuente.blogspot.com.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s