— FRANCISCO GRANDMONTAGNE OTAEGUI — Escritor de la generación del 98-.

huhjpg

FRANCISCO GRANDMONTAGNE OTAEGUI.  Barbadillo de Herreros (Burgos) 30 de septiembre de 1866 – San Sebastian 1 de junio de 1936. En  1866 sus progenitores, ambos de origen vasco, y coincidiendo con su nacimiento, se instalan en el pueblo burgalés donde fundarán una ferrería. Huerfano tempranamente de madre, es criado por un ama, casándose su padre después en segundas nupcias. Aunque pasa un periodo de tiempo en Fuenterrabía cuando alcanza los 12 años, vuelve a Barbadillo de Herreros donde pasará los primeros 20 años de su vida.

Coincidiendo con la muerte de su padre en 1866, Grandmontagne, abandona su pueblo natal para partir hacía la emigración a Argentina, donde en unos dificiles inicios desempeña varios oficios.  Tras tres años y medio recorriendo con diferentes trabajos el interior del país, recala finalmente en Buenos Aires donde más siente la necesidad de leer en los escasos momentos libres que le deja la dificil lucha por la subsistencia.

<<leía sin descanso el tiempo que  dejaban los afanes más urgentes de ganarme la vida. No perdía uno de los trabajos periodísticos que publicaban los escritores en boga…>>

En esos años forjará y atesorará una extraordinaria cultura que le facultará después para sus primeros escritos. A finales de 1893 se publica el primer número de La Vasconia, revista que funda con su íntimo amigo José Ramón Uriarte y que va dirigida a la colonia vasca residente en Argentina. A través de esta publicación se introdujo paulatinamente en los núcleos literarios bonaerenses, conociendo a múltiples literatos como Unamuno o Rubén Darío. Tras esta experiencia publica articulos en las mejores revistas como La Prensa, La Nación o Caras y Caretas. Es entonces también cuando edita sus primeras novelas, recibiendo desde España el elogio literario de Miguel de Unamuno.

Ya a finales de 1900 piensa y manifiesta su deseo de volver a España. Manifiesta publicamente su deseo de novelar las costumbres y las regiones de España “con ojos de extranjero” dice él. Sin embargo, cuando vuelve efectivamente en 1903, se decepciona ante una España que no respira cultura. En noviembre de 1905 contrae matrimonio con Jerónima Echevarría Urruzola teniendo dos hijos e instalándose en San Sebastian.

En San sebastian ejerce de corresponsal del periódico bonaerense La Prensa. También algunos de sus escritos se publicaron en la prensa madrileña en diarios como El Sol de Madrid, así como en algunos periódicos burgaleses.

A través de su obra se puede percibir un estilo literario híbrido entre la prosa castellana y el lenguaje idiomático americano. Participando y protagonizando múltiples conferencias, muy críticas con las oligarquias y la corrupción ramplante en España, trata de imprimir un regeneracionismo que a su vez se ve trasladado a sus articulos, si bien, se decepciona ante la falta de logros y avances significativos. Está considerado uno de los miembros de la generación del 98.

jk

   Ejemplar de La Vasconia con Miguel de Unamuno en portada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s