PANCORBO: Puerta de Castilla. -Por Francisco Blanco-.

d3wrqd

                             “Era Castilla la Vieja un puerto bien cerrado,

                              non había entrada mas de un solo forado,

                              tuvieron castellanos un puerto bien guardado,

                              porque de toda España ese ovo fincado”  

                                        (Poema de Fernán González.)

En las últimas estribaciones meridionales de la Cordillera Cantábrica se alzan, como un ancestral e inexpugnable paredón natural, los Montes Obarenes, de origen jurásico, cuya cresta más alta es el Pan Perdido de 1237 metros de altitud. Cierran el paso a las llanas tierras burebanas y por el norte obligan al Ebro a excavar complicadas hoces en Sobrón y La Horadada, para seguir su curso hacia las tierras llanas de La Rioja, al mismo tiempo que van perfilando angostos desfiladeros, cual profundas y misteriosas gargantas de piedra. Un bello y estremecedor paisaje que nunca deja de impresionar al viajero que lo atraviesa, vigilado por un numeroso grupo de rapaces que revolotean vigilando sus nidos. Con todo merecimiento se le ha calificado como “Paisaje Protegido”.

El Desfiladero de Pancorbo es la secular puerta natural de comunicación entre Castilla y el País Vasco. En lo alto del desfiladero, cual atento e impávido centinela, se alza el castillo-fortaleza de Santa Engracia, construido en el año 1794 por orden de Carlos IV, como consecuencia de la guerra franco-española declarada en el 1793 y ante el temor de una posible invasión francesa. La guarnición estaba formada por 10.000 hombres, 600 caballos y 173 piezas de artillería. Quien sí ocupó la fortaleza fue Napoleón y sus tropas, cuando invadieron España en noviembre del 1808, permaneciendo en ella hasta junio de 1813, que fue recuperada por las tropas españolas, en plena desbandada del ejército invasor. En el año 1823 fue prácticamente arrasado por los “Cien Mil Hijos de San Luis”, que invadieron España con el único propósito de dejar bien sentado en su trono absolutista al rey español Fernando VII.

De la época medieval todavía quedan los restos del castillo de Santa Marta, que tantas veces soportara las violentas embestidas de los invasores, árabes ó cristianos, pues de todo hubo. Este castillo, construido en el siglo IX, que se alzaba sobre la cima de una impresionante cresta rocosa, situada al noroeste del actual núcleo urbano, hizo de Pancorbo la inexpugnable puerta de Castilla durante los duros años del acoso sarraceno. Fue prácticamente destruido en un asedio que tuvo lugar durante la Primera Guerra Carlista, el 10 de agosto de 1835.

Pero, ateniéndose a la Historia, el Desfiladero de Pancorbo ya tenía importancia en tiempos de los romanos; por él discurría la transitada Vía Aquitania, que partía de Narbona, llegaba hasta  Burdeos y atravesaba los Pirineos por Pamplona, llegando hasta la ciudad romana de Astorga. Esta ruta también era utilizada por los peregrinos del camino de Santiago que llegaban por el llamado “Camino Francés”.

Pancorbo fue un bastión para el condado de Castilla y sufrió numerosos ataques de las tropas musulmanas. A partir de la invasión musulmana, como consecuencia de la repoblación por los “foramontanos” de lo que más tarde se convirtió en Castilla, desde finales del siglo IX Pancorbo y su desfiladero se convirtieron en piezas claves de su historia. La primera invasión de las tropas  musulmanas se produjo en el año 803, cuando arrasaron las tierras alavesas atravesando el desfiladero al que denominaron del “Wadi Arum” (río Orón). Años más tarde, en el 837, el belicoso Abd al-Rahman III se apodera de la plaza fuerte, ocupándola durante varios años hasta que vuelve a poder de los Condes castellanos.

En el año 882 el emir cordobés Muhammad I envió una expedición de castigo contra el valle del Ebro, siendo por entonces alcaide de Pancorbo el conde Diego Rodríguez Porcelos, sin que consiguiera sus propósitos invasores. La “Crónica Albendense” nos lo relata así: “Esa misma hueste, llegando también al extremo de Castilla, al castillo que se llama Pancorbo, luchó por tres días y no consiguió victoria alguna, sino que a muchos de los suyos les perdió por venganza de la espada. Diego, hijo de Rodrigo, era conde de Castilla. También Munio, hijo de Nuño, dejó desierto Castrojeriz ante la llegada de los sarracenos, porque todavía no estaba fuertemente guarnecido”.

Muhammad I volvió a repetir su intento al año siguiente, en la primavera del 883, con el mismo resultado que en el anterior. La “Crónica Albeldense” nos lo vuelve a contar: “Luego pasó a los confines de Castilla, al castillo de Pancorbo, y allí empezó a luchar por su propia voluntad, pero al tercer día se retiró de allí muy maltrecho. El conde era Diego”.

Para la “Crónica Albeldense” Pancorbo se encuentra “in extremis Castelle ueniens ad castrum cui Ponte Curbum nomem…”, es decir, en los límites de Castilla, y su nombre, Ponte Curbo ó Ponte Curbun, se debe, con toda probabilidad, al puente que existía al principio del desfiladero, actualmente conocido como el Puente de la Magdalena. El nombre de Pancorbo ya aparece en el año 957 en un cartulario procedente del Monasterio de San Millán de la Cogolla.

images

En el año 1028, tras el asesinato en León del joven conde castellano García Sánchez, el rey de Navarra, Sancho III el Grande, que era su tío, asume el control del Condado de Castilla, y a su muerte, ocurrida en octubre del 1035, Pancorbo pasa a formar parte el reino navarro, hasta que, en el 1054, tras la batalla de Atapuerca, en la que resultó vencedor el conde castellano Fernando Sánchez, pasó a integrarse definitivamente en lo que ya era, “de facto”, el reino de Castilla.

En el año 1147 el rey de Castilla y León, Alfonso VII el Emperador, concede fueros a la villa de Pancorbo, que empieza a adquirir una notable prosperidad económica, gracias, especialmente, al desarrollo de su agricultura y su ganadería y también al comercio establecido con sus vecinos de Álava y La Rioja, llegando, en el año 1463, a formar parte de la “Hermandad de Álava”, junto con Vitoria, Miranda de Ebro, Salvatierra y Sajazarra, hasta que en el 1481, tanto Pancorbo como Miranda la abandonaron. Actualmente pertenece al Partido Judicial de Miranda de Ebro, aunque durante la Edad Media llegó a ser la capital de la Merindad de La Bureba.

El pueblo, enmarcado en el abrupto y pétreo paisaje de los Montes Obarenes, está regado por el río Oroncillo, que nace en dichos montes y desemboca en Miranda por la orilla derecha del Ebro; su disperso y escalonado caserío es un típico y atractivo ejemplo de arquitectura popular, encajada en un paisaje verdaderamente espectacular. Actualmente cuenta con unos 600 habitantes, aunque como centro de atracción turística está bastante concurrido. También posee un importante “Centro de Cría y Selección del caballo Losino”, también conocido como “jaca burgalesa”, una raza equina totalmente autóctona de Castilla, que ha estado durante muchos años en peligro d extinción. En la actualidad la cabaña está compuesta por poco más de 300 ejemplares.

3r2r33

En la zona norte del pueblo se encuentra la iglesia de Santiago, construida en el siglo XIV aprovechando los restos románicos de un templo anterior. La iglesia parroquial  de San Nicolás, del siglo XVIII, se encuentra en el centro del núcleo urbano. En la entrada al desfiladero por el lado norte, una enfrente de la otra, se alzan las ermitas de Nuestra Señora del Camino y la del Santo Cristo del Barrio, en las que periódicamente tienen lugar populares y devotas romerías.

El atractivo turístico de Pancorbo se completa con la incomparable belleza paisajística que ofrecen las rutas por los Montes Obarenes que la rodean, y los cercanos valles del Ebro con las espectaculares hoces que el río dibuja en su accidentado descenso hacia las tierras llanas.

fqewrdlo

Autor: Paco Blanco, Barcelona, abril 2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s