Archivo de la categoría: Callejero

EL CAMINO DE SANTIAGO A SU PASO POR LA CIUDAD DE BURGOS

EL CAMINO DE SANTIAGO penetra en la ciudad de Burgos entrando por el barrio de Gamonal donde se encuentra con la interesante iglesia gótica del siglo XIV, de Nuestra Señora la Real y Antigua, y el crucero de peregrinos situado a su entrada, la Ruta Jacobea se enfila después hacia el casco histórico de Burgos.

La ciudad del Arlanzón es uno de los hitos fundamentales para comprender el trazado peninsular del Camino de Santiago. El paso de esta vía de peregrinación jacobea marcó la historia y el desarrollo urbano de la ciudad durante varios cientos de años. Todas sus instituciones religiosas, incluida su magnífica Catedral, giraban en torno a los peregrinos.

Además, sus 35 hospitales convirtieron a Burgos en la ciudad más hospitalaria de toda Europa. Fue tanta la influencia del Camino de Santiago en la configuración urbana de Burgos que su plano actual ha conservado con toda exactitud el trazado histórico del mismo.

Por la calle de Las Calzadas se alcanza la jacobea plaza de San Juan, con sus antiguos monasterio y hospital de romeros.
Enfrente de éstos se alza la iglesia en donde están enterrados los restos de San Lesmes: venerado santo francés que se quedó en Burgos, allá por el siglo XI, para cuidar a los peregrinos enfermos.

Una vez cruzado el puente medieval sobre el río Vena, el Arco de San Juan, permite enfilar por toda la larga y sombría calle del mismo nombre hasta enlazar, por la calle de Avellanos, con la antigua rúa de Fernán González.

Siguiendo esta vía se alcanza la Catedral. Tras maravillarse con esta joya del arte gótico y por la misma calle, se localiza la salida
de la antigua ciudad amurallada: el arco mudéjar de San Martín.

Después de cruzar el río Arlanzón por el puente de Malatos se llega, atravesando el parque de El Parral, hasta la capilla de San Amaro y el Hospital del Rey, una de las más importantes instituciones hospitalarias de todo el Camino de Santiago.

Puedes encontrar toda la información sobre el camino.

SAN PEDRO DE LA FUENTE -barrio de Burgos-

Es el barrio de SAN PEDRO DE LA FUENTE uno de los más antiguos en su formación de todos los que componen Burgos. Es posible que ya existiera incluso antes de la formación de la ciudad.

En el trabajo sobre la formación de Burgos del Padre Venero dice éste que;  -el Conde Diego Porcelos reúne diversas aldehuchas o “burgos” que se encontraban diseminados alrededor de una ermita-.

Al unirse estas aldehuchas o “burgos” para formar la ciudad se da origen también a los barrios que configuran su identidad. Eran seis las ermitas existentes en aquellos tiempos, y dos de ellas se erguían en lo que hoy es San Pedro de la Fuente.

IMAGEN DEL BARRIO DE SAN PEDRO DE LA FUENTE EN EL SIGLO XIX.

Citando a ambas una de ellas era la de Nuestra Señora de la Rebolleda, situada a la falda del monte –Sano- y que más tarde se convirtió en polvorín. La otra era la de San Zadornil, conocida también con el nombre de San Saturnino, este santo era de origen francés y la ermita tuvo su ubicación primigenia en lo que hoy es la calle Francisco Salinas, y cuyo nombre lleva una calle del barrio.

San Pedro se levantó fuera y extramuros de la ciudad y comenzó a figurar como tal con el nombre de San Pedro del barrio, que con el tiempo fue degenerando en el actual.

Su iglesia parroquial fue una de las más importantes. Su construcción data del siglo XIII por lo que comparte tiempo con la propia Catedral de Burgos. La iglesia fue destruida por los contingentes de tropas francesas el año 1813. En su lugar se construyó la que puede verse actualmente siendo ésta de estilo neoclásico.

El barrio se ubica en pleno camino de Santiago, por lo que le hace paso obligado de peregrinos. Este hecho hace que en él existieran en tiempos dos importantes hospitales, el del Emperador y el de San Lázaro. El “del Emperador” da nombre a una de las calles actuales, mientras que del segundo sólo se conocen crónicas escritas sabiendo que se ubicaba en la calle Villalón.

San Pedro de la Fuente a comienzos del siglo XX se configura como un barrio eminentemente agrícola y ganadero en torno a su iglesia y al cultivo de las fincas que la rodean. Logra con el tiempo y el desarrollo urbano personalidad propia, siendo uno de lo barrios más típicos y populares de Burgos.

Hoy en el siglo XXI la población del barrio ha crecido con nuevas construcciones como el anexo barrio de Fuentecillas. Es una de las zonas urbanas que más ahondan en sus tradiciones, siendo en la celebración de sus fiestas de la cátedra de San Pedro de Antioquía en el mes de Febrero cuando se manifiestan muchas de ellas como es la degustación popular de cientos de kilos de cecina.

Puedes dar un paseo por el barrio.

Puedes ver en vídeo  las Fiestas

EL CORRALÓN DE LAS TAHONAS


EL CORRALÓN DE LAS TAHONAS es uno delos rincones más desconocidos y singulares del Burgos histórico.

Se trata de una plaza interior que forman las edificaciones de las Calles San Miguel, Las Heras y la propia de -Las Tahonas- donde se ubica una de las entradas peatonales, estando la de vehiculos autorizados en la mencionada calle San Miguel.

Se llama -de Las Tahonas- porque en el Burgos alto medieval, donde los gremios se agrupaban en los núcleos de población por zonas y barrios, aquí era donde se ubicaban el conjunto de hornos de hacer pan, y por ende, la propia venta y distribución. Hoy no queda ninguno de aquellos antiguos usos y el corralón es de nueva planta.

Las Tahonas medievales (del árabe tahona, molino) podía referirse al molino movido por cabellerías, como al lugar donde se cuece, realiza y vende el pan.

Puedes ver la entrada por la calle San Miguel.

PLAZA DE SANTAMARÍA

PLAZA DE SANTAMARÍA recibe el nombre de la titular del templo catedralicio y de la fuente que preside la plaza.

Las escaleras que conducen a la calle Fernán González se conocían antaño como subida al azogue.

En esta subida se encuentran algunas construcciones del siglo XV y XVI, entre las que sobresale una en la que tuvo asiento el taller del impresor fabrique de Basilea.

Puedes ver la catedral

PLAZA / CALLE DE LA LLANA DE ADENTRO


 

PLAZA DE LA LLANA DE ADENTRO antiguamente Llana del Trigo.

Su nombre deriva del término “plana”.  Aún conserva el trazado primitivo, manteniéndose el viejo soportal en el que estuvieron instaladas las antiguas zapaterías de la ciudad.

Fue uno de los lugares de venta oficial de trigo.

PLAZA MAYOR


PLAZA MAYOR: Antiguamente Plaza del Mercado Menor, Plaza real, Plaza de la Constitución, Plaza de la República y Plaza de Jose antonio Primo de Rivera.

En el pasado recibió el nombre de Plaza del Mercado Menor. La actual casa Consistorial se levanta sobre la antigua Puerta de Carretas, desde la que los regidores burgaleses presidían los actos públicos.

El actual edificio del ayuntamiento es obra neoclásica del siglo XVIII realizado por González de Lara. La estatua de Carlos III que la preside fue erigida en 1774.

Puedes verla y pasearla.

SAN PEDRO Y SAN FELICES -barrio de Burgos-

El auge económico de Burgos desde el siglo IX hasta el siglo XVI hace que haya una nueva configuración urbanística, creándose los barrios del sur de la ciudad.

En los siglos IX, X y XI en SAN PEDRO Y SAN FELICES hay un escaso número de habitantes, en estas fechas el barrio se encuentra en los arrabales, es decir, en las afueras de la ciudad, fuera de las murallas del Castillo. No obstante ya en los siglos XIII y XIV el barrio comienza a crecer pero de manera poco relevante.

Durantes el siglo XVI San Pedro y San Felices tiene poco contacto con la ciudad; y su desarrollo fue escaso al igual que su función urbana también fue reducida. Las pocas viviendas que en él existían estaban habitadas por labradores. En el siglo XVIII se construye en la zona sur una vía férrea para que pase el tren, se escoge esa zona porque es más llano. La llegada del ferrocarril será uno de los hechos que más incidirán en esta zona, en el año 1860. Y es que las vías de la nueva línea férrea llegarán a Burgos procedentes de Valladolid y atravesarán el tejido ya existente de los barrios de la zona sur y sus conventos, dividiendo esa unidad como conjunto urbano en dos partes, que quedarán ya permanentemente marcadas por la influencia de este medio de transporte. Al norte de las vías quedarán los espacios de Vega, Santa Clara y San Lucas, permaneciendo al sur del nuevo trazado los doblamientos de San Agustín, Santa Dorotea y San Pedro y San Felices.

El Ferrocarril definirá, por tanto, buena parte de la personalidad de estos barrios ya que, además de atravesarlos claramente con su circulación, instalará en ellos la estación de la ciudad. (Lena Saladina Iglesias Rouco. “Burgos en el siglo XIX

Está será, en definitiva, las pautas fundamentales que explique el crecimiento de los barrios del Sur durante el siglo XIX. Se trata de la formación de un conjunto de unidades espaciales en las que, sobre la tradición histórica del doblamiento monástico y conventual anterior, surgirá una nueva ciudad ferroviaria en la que nacerán los primeros barrios obreros de Burgos.

En la zona Sur de Burgos a principios del siglo XIX vivían las clases modestas y el nuevo proletariado. Mediante las nuevas construcciones en este siglo el desarrollo de la zona hará que vaya surgiendo la clase media.

En el siglo XIX en el barrio San Pedro y San Felices las actividades productivas principales eran la labranza, la cerámica y materiales de construcción y éstos últimos alcanzan su mayor auge en la década de los 50 formando así una industria.

Sobre el 1900 hubo en Burgos una gran inmigración que hizo que hubiese una gran demanda de viviendas que no pudo ser satisfecha de forma adecuada y produjo un desordenado y desequilibrado crecimiento de los espacios marginales, originando suburbios de muy mala calidad, espacial y de hábitat, centrados en los barrios del sur (Santa clara, San Julián, Santa Dorotea y San Pedro y San Felices), y los barrios del Este.

Ya en el año 1941 el número de habitantes en San Pedro y San Felices era aproximadamente de uno ocho mil, por lo que podemos decir que esta población va en aumento año tras año.

 

Puedes recorrer el barrio.

PLAZA DE LA LLANA DE AFUERA

PLAZA DE LA LLANA DE AFUERA. Antiguamente Llana del Trigo.

Su nombre deriva del término “Plana” que alude al carácter de la superficie de la misma.

El actual perímetro de la plaza proviene de los años iniciales del siglo XX, cuando se derribaron una serie de casas próximas a la catedral.

Fue uno de los lugares de venta de trigo en la ciudad y uno de los puntos más importantes del comercio burgalés.

Aquí estuvieron instaladas las casas del Consulado del Mar desde el siglo XVI.

Puedes verla.

CALLE LAÍN CALVO

 LA CALLE DE LAÍN CALVO era antiguamente la calle de Cantarranas “la menor” o Cantanarrillas y calle de Trascorrales.

Se denomina así en honor del mítico Juez de Castilla, Laín Calvo, que vivió en el siglo X. Cuando se llamó calle de Cantarranas “la menor”, estaba atravesada por un curso fluvial.

También se denominó calle de Trascorrales, pues en ella se levantó la parte trasera de unos corrales.

Como curiosidad, decir que es la calle burgalesa que más gusta de pasear el escritor Óscar Esquivias.

Puedes recorrerla.

Hablan de ella.

CALLE DIEGO PORCELOS

CALLE DE DIEGO PORCELOS: Antiguamente calle Troxes, calle del Santo Sepulcro y calle de Salinería.

Está dedicada al conde que repobló Burgos en el año 884.

Antiguamente se prolongaba hasta la puerta de Pellejería de la Catedral. Aquí se hallaban los almacenes del templo.

En su tramo final recibía el nombre de calle de la Salinería por encontrarse allí ubicadas las tiendas de sal.

Puedes verla y recorrerla.