ISIDRO GIL GAVILONDO. -Artista plástico y fotógrafo-.

o

ISIDRO GIL GAVILONDO (Azcoitia 1842-Burgos 1917) fue uno de los principales protagonistas de la sociedad de la vieja Caput Castellae en la segunda mitad del siglo XIX y primeras décadas del XX; destaca el papel relevante que juega en el ámbito artístico de la ciudad castellana, inmersa en un interesante renacimiento cultural.

Hijo de un prestigioso médico arandino, Bonifacio Gil Rojas, y de Josefina Gil Gavilondo, natural de la localidad guipuzcoana de Vergara; tras residir los primeros años de su vida en Azcoitia, recala con su familia en Burgos, ciudad en la que cursa sus estudios de bachillerato en el instituto, y en la que se establece definitivamente tras realizar su licenciatura de Derecho en Madrid.

La biografía de Isidro Gavilondo, en el ámbito personal, está marcada por su matrimonio con la barcelonesa Elvira Gardyne Baüier, hija de un conocido militar que había sido destinado a tierras de Castilla y con la que tuvo dos hijos, Federico y María Eleuteria, y residen todos ellos en la Plaza Huerto del Rey.

La historia de la vida de Isidro Gil nos habla de la diversidad de intereses que marcan sus días. Participa en diferentes organismos y sociedades de la ciudad en la que, pese a tener formación jurídica, no se dedica a la abogacia como profesión y encamina su profesión a diversas actividades como la empresarial, la administrativa en el Ayuntamiento, la artística en calidad de pintor y dibujante, o la docente como profesor.

El Ayuntamiento de Burgos, en el que ocupó durante más de 20 años, el puesto de secretario; el Museo de Burgos; la Academis Provincial de Dibujo; el Instituto de Segunda Enseñanza o la Cámara de Comercio ven brillar su actividad profesional, que completa con su presencia en destacados foros locales como el Salón de Recreo.

En Burgos desarrola Isidro Gil una importante actividad artística, que inició en Madrid, en su vertiente creadora de la que deja notables testimonios en pintura, dentro de una corriente tardorromántica a la que se adscriben La Independencia de Castilla y Mazepa. Estética que comparte con otros coétaneos y amigos suyos como Evaristo Marrio y Juan Antonio Cortés y Quevedo. +

Como ilustrador, su producción traspasa incluso los límites provinciales y participa en diversas exposiciones Nacionales, donde deja gran muestra de su quehacer en revistas de importante resonancia nacional como El Bazar y La Ilustración Española y Americana, así como en la ilustración de libros de tema literario o histórico.

jiji

El interés por el mundo del arte se menifiesta también en otras dos actividades desarrolladas a lo largo de su vida. En primer lugar, su actividad docente en la Academia de Dibujo desde 1875 hasta 1896 y su labor como profesor de Dibujo en el Instituto  Provincial de Segunda Enseñanza, donde es nombrado Catedrático Interino en 1893, cargo que desempeña hasta 1903. Sus trabajos muestran el talante renovador de sus métodos de enseñanza que aprenderán insignes artistas de generaciones posteriores como Luis Manero o Marceliano Santamaría.

En segundo lugar, la protección y el desvelo por el patrimonio artístico, a través de la participación en la Comisión Provincial de Monumentos de Burgos, de la dirección del Museo Arqueológico durante un periodo de cinco años, de su actuación como académico correspondiente de Bellas Artes y de la historia, o de su producción literaria o gráfica.

El Instituto Conde Diego Porcelos, heredero junto con el Instituto Cardenal López de Mendoza del centro de Segunda Enseñanza en que ejerció como profesor, preserva algunos objetos de su legado particular. Él mismo nos habla de otro de sus múltiples intereses personales, el ejercicio de la fotografía, que también interesa a otros personajes de la época como Juan Antonio Cortés y Alfonso Vadillo.

Fotografía, dibujo y pintura son tres ejes de la creación artistica de Isidro Gil, apreciada notablemente en el resto de España y recuperada recientemente por Montserrat Fornells en la exposición Pintores Románticos Guipuzcoanos.

La muerte del artista el mes de marzo de 1917, fue hondamente sentida en la ciudad, como señalan dos crónicas de El Castellano y Diario de Burgos, que glosan sus méritos y que destacan su valía y afabilidad, lo que le granjeó múltiples simpatías entre sus contemporáneos.

En marzo de 2015 se exhibe una exposición en Burgos que lleva por título Hojas de mi álbum, y que hace un recorrido por su actividad artística, profesional y privada.

Texto de: José Matesanz del Barrio.

???????????????????????????????

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s