EL COMERCIO DE LANA DE LOS MERCADERES BURGALESES . LA RUTA BURGOS FLANDES.

LA RUTA BURGOS FLANDES comienza en los albores del siglo XIII y comprende  las rutas del norte de la Península Ibérica, las riberas francesas, inglesas y flamencas. La crearon inicialmente los marinos vascos y cántabros, que se agrupaban gremialmente en la “Hermandad de la Marina de Castilla” y así mismo tienen un papel preponderante desde el interior los mercaderes de Burgos.

Los primeros ponían sus barcos y su sabiduría como marinos, y los burgaleses pondrán el capital y sus conocimientos en los negocios en la época de mayor esplendor medieval de la ciudad castellana.

Luego, con el  último tercio del siglo XV los mercaderes burgaleses se aprovechan además del conflicto franco-ingles para lograr ciertas ventajas, debido que la lana inglesa disminuye en su apreciación europea. Las ingentes cantidades de lana acumulada en Burgos, provenientes del esquileo de los rebaños trashumantes, era la que abastecía a los mercados septentrionales. La alianza política firmada entre Enrique IV de Trastamará y Carlos V de Francia, por el cuál se aseguraban mutuamente colaboración naval, le permitió a los mercaderes castellanos hacerse casi en exclusiva con el mercado de Flandes.

Flandes será el sector comercial y la región europea más boyante y frecuentada por los mercaderes burgaleses, que además se habían instalado desde el siglo XIII, creando una pequeña colonia en Brujas que permanece incluso tras la “Guerra de los Cien Años”.

Llegaron a tener estatus político dado que a partir de 1429, desde lo que se conoció como la “Nación de España”, se les permitió institucionalmente poder elegir representantes para que hicieran de intermediarios con las autoridades locales.

El comercio con Inglaterra se veía entorpecido por la piratería de marinos vascos, que además también se dedicaban al transporte de vinos de Burdeos, esta actividad se va a ver frenada por la alianza franco-castellana pero se reavivará después de la tregua de Leulinghan. Los mercaderes castellanos se dirigen entonces a la zona de Bristol, Plymouth, Suthampton, pero pronto se ven obligados a abandonar estas actividades comerciales que no volverán a ser normales hasta mediado ya el sigloXV.

La pérdida del mercado británico se verá compensado mediante posiciones comerciales más sólidas en litoral francés. Ocupan Normandía posiciones en Roven, Harfleur, Dippie, la ocupación inglesa durante la guerra les hará abandonar la zona que volverán a ocupar una vez sea reconquistada. Sin embargo no se puede decir que allá unas relaciones comerciales continuadas con la zona de Bretaña.

Los productos que exportaban eran principalmente la lana y el hierro casi siempre bruto, pero en ocasiones también se exportaba productos manufacturados de estos materiales fundamentalmente hierro, acompañado por productos llegados del sur como los frutos secos, el aceite de oliva, especias…

Los productos que importaban eran paños flamencos, brabantinos, ingleses y normandos, telas de Bretaña y Normandía, junto con quincalleria, agujas, espejos, joyería, barata… y de Inglaterra traían muelas de molino, cueros curtidos, plomo y estaño. Los castellanos no gozarán del monopolio de esta región.

Dentro de esta área comercial se va a producir una rivalidad entre los centros más destacados, Burgos (como almacén) y Bilbao(como puerto). Burgos reunía e iba acumulando todos los productos que luego saldrían por los puertos vascos y cántabros. De todos estos puertos el de Bilbao era el más cercano y el más cómodo para el transporte, por lo que Burgos lo convierte en filial suyo en detrimento de otros puertos más antiguos escalonados entre Santander y Burgos. Este sistema funcionó mientras el flete pagado por los mercaderes burgaleses fue el principal, sin embargo sé ira deteriorando a medida que la gente en Bilbao quiso pasar del transporte al negocio, con exportaciones de hierro a gran escala. Cuando encuentren clientes en Andalucía y en el Mediterráneo se abrirá un periodo de rivalidad que durará hasta comienzos del siglo XV.

Burgos en un intento de mantener e institucionalizar los fletes para crear un monopolio que organice fletes más baratos crea la “Universidad de Mercaderes” en 1443, que tendrá su replica en Bilbao con la “Universidad de Mareantes”. Estos sucesos van a ser causa de grandes conflictos en la “Nación de España”(Brujas). Bilbao va a afianzar su autonomía frente a Burgos y esto les lleva a buscar fletes en cualquier parte donde los pudiera encontrar.

El comercio del hierro se duplico en 1480 junto con el de la lana y esto le permitió a los vascos abrirse camino por las rutas del sur.

Puedes ver un vídeo sobre las guerras españolas en Flandes

Anuncios

2 Respuestas a “EL COMERCIO DE LANA DE LOS MERCADERES BURGALESES . LA RUTA BURGOS FLANDES.

  1. Pingback: MECENAS Y ARTE DURANTE EL SIGLO DE ORO BURGALÉS | Burgospedia la enciclopedia del conocimiento burgalés

  2. Pingback: LA GANADERÍA TRASHUMANTE POR LA PROVINCIA DE BURGOS. -La Cañada Real Burgalesa-. | Burgospedia la enciclopedia del conocimiento burgalés

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s